"Un monstruo planetario", este es el TERREMOTO más potente de la historia

"Un monstruo planetario", este es el TERREMOTO más potente de la historia

A las 15:11 horas del 22 de mayo de 1960, hoy hace 60 años, Chile registró el mayor sismo de la historia, un terremoto de 9,5 grados que dejó una huella imborrable en la geografía chilena y mundial y provocó más de 2 mil fallecidos.

[nota_relacionada id=1029009]

Pese a que en un inicio se midió la magnitud del "megaterremoto" en 8,3 grados en la escala de Richter, un nuevo cálculo lo elevó años después hasta los 9,5, el más intenso jamás observado.

Con epicentro en la ciudad de Valdivia, en el centro-sur del país, el suelo tembló durante más de cinco minutos, originando varios tsunamis que azotaron tanto el litoral chileno como la costa de Japón, Filipinas o Indonesia, al otro lado del Océano Pacífico, que sumaron unas doscientas víctimas.

"Lo más significativo fueron los cambios permanentes: la elevación y el hundimiento del terreno. Las islas Guafo y Walden, en el sur del país, se levantaron en pocos segundos cuatro y seis metros, respectivamente", dijo a Efe el director del Centro Sismológico Nacional (CSN) de Chile, Sergio Barrientos.

El experto indicó que el fondo oceánico chileno subió 10 metros, aumentando 1,7 milímetros el nivel del mar de todo el planeta, y que dos días después el Volcán Puyehue entró en erupción.

La energía que liberó se equipara a menudo con la equivalente a 20 mil bombas atómicas como la que destruyó Hiroshima en 1945 durante el final de la Segunda Guerra Mundial, pero para Barrientos se trata de una comparación un tanto imprecisa.

El Doctor en Ciencias de la Tierra de la Universidad de California aseguró que "si se considera toda la energía liberada por terremotos desde 1900 hasta el presente en todo el mundo, el de 1960 representa casi el 30 por ciento".

"En mi vida se me va a borrar esa imagen"

La devastación que causó el megaterremoto de Valdivia se saldó con más de 2 millones de damnificados, que a día de hoy todavía recuerdan los trágicos acontecimientos.

"Yo a la edad que tengo, todavía le tengo terror al mar. Ese día se ahogó mi hermano, tenía 15 años", explicó Marta Medel, de 70 años, a la televisión chilena Tele13.

"En mi vida se me va a borrar esa imagen, porque la ola era del porte del fuerte de Niebla, y empezó a avanzar, a avanzar. Vimos la ola caer en todo el pueblo de Corral bajo, se llevó todo, todo lo barrió. Fue terrible porque la gente se volvió loca. Todos gritaban despavoridos", rememoró.

"Era tan fuerte el movimiento que yo nunca me imaginé que habría sido tanto", evocó por su parte Alejandro Muñoz, quien en ese momento tenía 27 años, en declaraciones a BBC News.

Con motivo de los 60 años del desastre, la Fundación Proyecta Memoria impulsó un "toque de campanas" que unirá las iglesias del sureño archipiélago de Chiloé a la comuna (barrio) de La Reina en Santiago, la capital.

"El objetivo es establecer un recordatorio simbólico, para ser conscientes que como país convivimos con una serie de riesgos y que nosotros mismos los construimos. Esa memoria puede ser útil para prevenir o mitigar sus efectos en el futuro", dijo Patricio Mora, director de la fundación.

El "vibrante" cinturón de fuego del pacífico

Aunque es imposible predecir cuándo ocurrirá otra catástrofe de esa magnitud, ¿dónde se dan las condiciones para que suceda?

"Especialmente en el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, en el que se encuentra Japón, Indonesia, Alaska, la península de Kamchatka y Chile, donde ya ha habido temblores superiores a 9 grados", respondió este viernes el director del CSN.

El Cinturón o Anillo de Fuego del Pacífico concentra algunas de las zonas de subducción (hundimiento de placas tectónicas) más importantes del mundo y es escenario de una fuerte actividad sísmica.

Solo el año pasado, Chile vivió 7 mil 733 sismos, equivalentes a 21 al día -la mayoría imperceptibles-, dado que está ubicado en el borde activo entre la placa tectónica de Nazca y la Sudamericana.

Según Barrientos, el país austral ha "avanzado muchísimo" en materia de construcción "sismoresistente" y en educación sísmica: "Con cada terremoto, uno aprende".

Sin embargo, el geofísico de la Universidad de Chile señaló que no solo hay que prepararse para los megaterremotos como el de Valdivia, que reescribió la historia sísmica mundial, sino para cualquier temblor superior a 7,5 grados.

"Pueden ocurrir en cualquier momento en cualquier parte y causar mucho daño local", advirtió. 

https://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=6FicH3lJmsk&feature=emb_logo
[nota_relacionada id=1027805]

Por: EFE

cvg


Compartir