Haz tu denuncia aquí

¡Escalofriante! Descubren SIMILITUDES entre una PANDEMIA de hace 1.500 años y la del Covid-19

TENDENCIAS

·

El estudio reciente de una historiadora de la Universidad de Barcelona, reveló un relató de hace mil 500 años sobre la plaga de Justiniano que azotó violentamente el mundo en el 541.

[nota_relacionada id=962794]

El relato es de Procopio de Cesarea sobre el brote de peste bubónica que cobró miles de vidas en todo el mundo entre el 541 y el 544. En éste se describe un escenario en donde las personas se encuentran aisladas en sus casas, la economía cae, las autoridades resguardan las calles y son cientos de cuerpos los que no pueden ser enterrados.

La arqueóloga e historiadora señala que fue en el libro "Sobre las guerras", en el que Procopio narra la como durante el reinado del bizantino Justiniano se propagó la pandemia por los soldados que lo llevaban a cada puerto al que llegaban principalmente a Europa, África del Norte, el Imperio de Persia y llegando así hasta China.

[La pandemia] no afectó a una parte limitada de la Tierra, ni a un grupo determinado de hombres, ni se redujo a una estación concreta del año (...), sino que se esparció y se cebó en todas las vidas humanas, por diferentes que fueran unas personas de otras, sin excluir ni naturalezas ni edad".

Es parte de lo que escribió el historiador bizantino.

Pandemia afecta la economía

La plaga de Justiniano, cuyo nombre se debe al emperador, terminó prácticamente con la economía y es que, según lo relatado por el historiador, "las actividades cesaron y los artesanos abandonaron todos los empleos y los trabajos que llevaban entre manos".

Parecía muy difícil obtener pan o cualquier otro alimento, por lo que, para algunos enfermos, el desenlace final de la vida fue sin lugar a dudas prematuro, debido a la falta de artículos de primera necesidad".

Escribe Procopio de Cesarea .

Además, narra el horror que vivían aquellas personas encargadas de cuidar y velar por la salud de quienes enfermaban a causa de esta pandemia, pues señala que "caían agotadas al no poder descansar y sufrir constantemente. Por eso, todos se compadecían más de ellos que de los enfermos".

[nota_relacionada id=955260]

Por: Redacción Digital El Heraldo de México

cvg