Rapel en hospitales para combatir la depresión

Rapel en hospitales para combatir la depresión
  Como si se tratara de las paredes de un gimnasio, hay hospitales en Austria y Alemania que cuentan con paredes para escalar. La idea es que aquellos pacientes que presentan diversos grados de depresión, suban por los muros rocosos porque está comprobado que esta actividad puede reducir dicha enfermedad. Un reciente estudio de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, y de la Universidad de Erlanger-Nuremberg, en Alemania, midió el impacto que la realización de este deporte puede tener con fines terapéuticos
Te obliga a centrarte en el momento presente. No le permite a tu mente pensar en las cosas que te están pasando en la vida, tienes que concentrarte en no caer", destacó Eva María Stelzer, la investigadora líder del estudio.
  Y a diferencia de quienes practican este deporte para romper sus propios récords y conquistar la cima más alta que puedan, aquí no hace falta ir tan alto, más bien la escalada es baja o media. En ese sentido, el informe dado a conocer indicó que, luego de una prueba, los investigadores descubrieron que hubo una gran mejoría en el tratamiento de depresión en pacientes que lograron pasar de un grado de severidad moderado a uno leve.
Algunos pacientes querían usar este tipo de terapia porque no lo identificaban como una terapia, no tenían que sentarse y hablar, simplemente subían", explicó Alexis Zajetz, psicoterapeuta y fundador del Instituto de Escalada Terapéutica con sede en Thalgau, Austria.
  El estudio se realizó una vez a la semana, durante tres horas, a lo largo de un periodo de ocho semanas. El servicio nacional de salud pública, el NHS, del Reino Unido, ha reconocido los beneficios que tiene para la salud física y mental esta práctica y por ello, desde hace varios años es común ver este tipo de paredes en escuelas y parques. Luego de que se dieran a conocer los positivos resultados del estudio, se espera replicar el modelo de escalar paredes en más hospitales alrededor del mundo.   Con información de BBC y UK Climbing      

Compartir