OJOS QUE SÍ VEN

Más desmantelamientos

La desaparición de los hospitales psiquiátricos pone en riesgo la salud mental

OPINIÓN

·
Jesús Martín Mendoza / Ojos que sí ven / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: El Heraldo de México

Es inexplicable la razón por la que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través de su secretario de Salud, Jorge Alcocer, ha tomado la decisión de desmantelar el sistema de salud mexicano. La gota que ha derramado el vaso es el anuncio de este secretario de reconocer como una decisión de gobierno, la desaparición de los hospitales psiquiátricos en México. Bajo el argumento falaz de que es una tendencia en el mundo, el invisible secretario de salud se atrevió a plantear que un enfermo psiquiátrico debe tener una atención integral desde la familia.

¿Qué padre, madre, hermano o hijo sabe cómo abordar la ansiedad, la depresión y el comportamiento suicida de su familiar? Nadie, absolutamente nadie. Una vez más, el gobierno de López Obrador condena a las clases más pobres del país a acudir a especialistas privados en psiquiatría para atender los problemas de salud mental más comunes, lo que significa una erogación de al menos mil 200 pesos por consulta. Argumentan que de lo que se trata es bajar al primero y segundo nivel la atención a las enfermedades mentales, pero ¿quién garantiza que un médico general de primer contacto, en una clínica pública, tendrá la habilidad de diagnosticar correctamente un padecimiento mental para remitirlo al especialista correspondiente?

Es todo un despropósito. Da la impresión de que existe un ánimo de desmantelamiento de lo que con tanto esfuerzo y por muchos años, el sector salud logró construir. A pesar del estigma que significa acudir a tratamientos psiquiátricos ante desórdenes de carácter mental, este tipo de atención medica hoy es imprescindible por los efectos secundarios y a largo plazo que ha dejado la pandemia por covid-19. El Instituto Nacional de Ciencias Medicas y Nutrición Salvador Zubirán, ha realizado una investigación sobre los efectos psiquiátricos post covid-19.

Encontró que los padecimientos mentales en la población mexicana más frecuentes son la ansiedad, la depresión, trastornos del sueño, trastorno de estrés post traumático en las personas que vivieron hospitalización. El Instituto de Nutrición, que por cierto pertenece al sector salud federal, reconoce los efectos en la familia y la productividad de estos trastornos y recomienda que, ante los primeros síntomas, “acudir a una valoración por un médico experto para iniciar el tratamiento adecuado”. En ningún momento se dice que, ante los síntomas, la familia atienda al paciente y lo abrace.

En ningún lugar dice eso. Por lo tanto, lo anunciado por el señor Alcocer, que entendemos es una orden de su jefe López Obrador, no se entiende por ninguna circunstancia. Negarle la atención psiquiátrica a quien lo necesita luego de la pandemia de covid-19 es un verdadero crimen. Estas decisiones unilaterales, sin consultar al gremio médico, están causando daños irreversibles y una profunda incertidumbre en la población en general. Como en otros casos, por ejemplo, el de la contratación de médicos cubanos en la modalidad de esclavitud moderna, espero que la mediatización de este despropósito, de marcha atrás a tan injusta idea.

Corazón que sí siente

Mi pronóstico para el domingo 5 de junio: empate numérico tres a tres, aunque en lo político signifique un triunfo para la oposición y una derrota aplastante para morena. Estaré de vacaciones. Nos leemos próximamente.

POR JESÚS MARTÍN MENDOZA
JESUS.MARTIN.MENDOZA001@GMAIL.COM
@JESUSMARTINMX

MAAZ