COLUMNA INVITADA

Las denuncias ante la OEA y la CIDH

Desde la oposición seguiremos denunciando los abusos y ataques contra nuestras instituciones

OPINIÓN

·
Mariana Gómez del Campo / Colaboradora / Opinión El Heraldo de México

La democracia mexicana hoy se ve fuertemente amenazada por la coyuntura y los distintos actores nacionales que buscan acceder al poder y mantenerse en este, directa o indirectamente, para beneficio propio. 

En el proceso electoral pasado, la intromisión del crimen organizado fue absoluta y sin precedentes, pues su actuar a favor de candidatos que les apoyan fue abierta y sin oposición del gobierno federal. El partido en el poder no actuó para impedir esto, e incluso se benefició de la situación, nadie olvida que el Presidente los felicitó por “portarse bien” al día siguiente, a pesar de que, durante el proceso electoral hubo 102 asesinatos de candidatas y candidatos.

Esta semana, desde la coalición Va Por México, alzamos la voz en defensa de nuestra democracia y nos presentamos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington D.C. para denunciar ante estas instancias, y ante al mundo, el riesgo que corren las instituciones democráticas en nuestro país. 

El acoso y hostigamiento constante desde el Ejecutivo Federal al Instituto Nacional Electoral (INE), líderes de opinión, periodistas e incluso miembros de la oposición es inaceptable. Por supuesto, esto sin olvidar el uso faccioso de las instituciones de procuración de justicia para proteger a los miembros del régimen, con evidencia contundente en su contra de actos de corrupción, y perseguir a opositores, como diputados electos, gobernadores en funciones o candidatos presidenciables pasados. 

Actualmente, la impunidad también protege al narcotráfico que agrede directamente a periodistas, con la confianza del ambiente de complicidad que se ha creado bajo este gobierno. Según las cifras de la propia Secretaría de Gobernación, 43 periodistas y 68 activistas han sido asesinados desde 2018. Esta situación es crítica e indefendible, pues la inacción del gobierno federal ante la crisis de inseguridad tiene consecuencias gravísimas para el bienestar de los mexicanos. En 2020 se registraron más de treinta y seis mil asesinatos dolosos, lo que equivale a 29 asesinatos por cada cien mil habitantes o más de cien asesinatos diarios. 

El mundo tiene que saber lo que está ocurriendo en México, y desde la oposición seguiremos denunciando los abusos y ataques en contra de nuestras instituciones democráticas por parte del Ejecutivo federal. No vamos a permitir que estas se utilicen para silenciar a los mexicanos, hostigar a los que opinen diferente y presionar a los medios de comunicación para callar la corrupción de sus gobernantes. En Acción Nacional seremos el dique de contención que impida los abusos y aspiraciones totalitarias del actual gobierno, para asegurar que se respeten los derechos y libertades de todos los mexicanos y lograr un país que sea verdaderamente democrático. 

POR MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO 
SECRETARIA DE ASUNTOS INTERNACIONALES DEL COMITÉ NACIONAL DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL

MAAZ