¿Prensa corrupta?

Del universo de los países estudiados, las personas de Andorra confían mucho en la labor de medios y periodistas

¿Prensa corrupta?
Ernesto Villanueva / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Existe un discurso autogenerado por los grupos pertenecientes a las élites sociales, culturales y políticas de que los medios, la prensa en sentido genérico, hacen las veces de “contrapoder”, de mecanismo de escrutinio del quehacer público y su papel, por ende, es vital para la salud de las prácticas democráticas. Palabras más, palabras menos, así se ven los periodistas y repiten esa autopercepción en tanto foro o espacio en el que participan, no como un deber ser, sino como un acto cotidiano que se refleja día con día.

¿Pero qué piensa la persona de a pie de esa percepción? ¿Confían los mexicanos en la prensa como requisito, se entiende, para otorgarle la patente de autoridad moral para ejercer la labor de guardián de los intereses públicos? Esas mismas interrogantes se formulan en la encuesta internacional denominada World Values Survey  (https://www.worldvaluessurvey.org/WVSDocumentationWV7.jsp) que tiene la bondad que es plurianual y es elaborada por académicos sociales de diversos países del mundo que han creado una red de investigación con sede originaria en la Universidad de Michigan, Estados Unidos que se ha extendido a varios países de los cinco continentes.

El reactivo o pregunta es contundente: ¿Considera que los medios y los periodistas están involucrados en actos de corrupción? Del universo de los países estudiados, las personas de Andorra confían mucho en la labor de medios y periodistas, toda vez que para 79.1 por ciento de los encuestados ningún periodista o medio o muy pocos están involucrados en casos de corrupción. En Estados Unidos la misma respuesta la tiene 59.77 por ciento de las personas. En México, por el contrario, las cosas caminan por una ruta muy distinta a la autoafirmación intelectual y mediática que se ve a sí misma como un factor que promueve el Estado de derecho.

Los mexicanos de carne y hueso consideran que todos o la mayor parte de periodistas y medios son parte del problema, pues afirman que 50.4 por ciento están involucrados en hechos de corrupción. Sólo 5.5 por ciento de la sociedad mexicana considera que ningún periodista o medio está fuera de todo acto de corrupción. Con todo, México no es el país que menos confía en su prensa, el cuadro del deshonor se lo lleva Grecia, donde 79.2 por ciento piensa que todos o gran parte de medios y periodistas son corruptos. Le sigue Serbia con 64.4 por ciento de percepción de periodistas y medios corruptos, Perú con 61.6 por ciento, Chile con 56.1 por ciento; Guatemala, con 55.6 por ciento; y después México en el número seis de los medios y periodistas percibidos como más corruptos del universo de esta encuesta.

Paradójicamente los supuestos salvadores de las instituciones no son reconocidos como tales por quienes, se supone, son los salvados.

POR ERNESTO VILLANUEVA
COLABORADOR
@EVILLANUEVAMX

dza


Compartir