PELÍCULAS

Para morirse de miedo

Estas son algunas películas del género de terror para prepararse como se debe para la gran Noche de Brujas

OPINIÓN

·
Linet Puente / Permanencia Voluntaria / Opinión El Heraldo de México

Faltan tan solo unos días para que llegue Halloween y hoy me tomé la libertad de ensillar algunas de mis películas favoritas del género de terror para prepararse como se debe para la gran Noche de Brujas.

Si existe una fecha que me fascina, esa es Halloween. Llámenme malinchista o lo que quieran, pero me parece que si algo saben hacer bien nuestros vecinos del norte, es generar grandes expectativas alrededor de esta noche, que ya combinada con nuestra hermosísima tradición de Día de Muertos (que los gringos también han intentado hacer suya desde Coco), pues se vuelve esto en un auténtico festival de terror. Y seguramente para este momento muchos ya tienen listos sus mejores disfraces para salir con los hijos a pedir “Halloween” o “Calaverita” como decimos en México, o para irse de fiesta, pero para mi no hay nada mejor para celebrar esta noche que hacer maratones de películas de terror y como gran aficionada del género, hoy les contaré cuales son mis favoritas. 

De una vez aclaro que el listado de mis películas favoritas de terror poco tiene que ver con si son consideradas o no las mejores del género, si son las de mejor producción, historia y demás. Estas son las que a mi me han generado más miedo y aquí como en la vida, el orden de los factores, no altera el producto. Obviamente necesitaría tres columnas para enlistarlas todas porque como saben soy fanática de este genero, razón por la cual, mencionaré solo algunas de mis favoritas que van más allá de los clásicos maravillosos que no se pueden perder como El Exorcista, Poltergaist, El Resplandor, Psicosis, Halloween (la original), La Masacre de Texas, Pesadilla en la Calle del Infierno y similares.   

El Proyecto de la Bruja de Blair

Comienzo por la película que me generó tremendo trauma hace 22 años que se estrenó. Ya no era una niña, pero vaya que caí en la publicidad que se hizo alrededor de la película, haciéndonos creer que los hechos que se relatan en ella, sí sucedieron y más allá de eso, me parece, como su nombre lo indica, un gran proyecto de cine de terror. La cinta dura menos de hora y media, pero es el tiempo suficiente para tenernos con la zozobra sobre lo que les sucede a estos estudiantes de cine que buscan hacer un documental sobre la leyenda de una bruja come-niños que transita en un bosque de Maryland. Se me pone la piel chinita solo de recordarla. Y es que esta película se convirtió en la madre del llamado “found footage material” o falso documental, este subgénero de terror del que después muchos cineastas abusaron para contar sus historias. De ahí puedo contar otras buenas ideas que también son aterradoras como la española Rec, de 2007 que además se combina con otro de mis sub géneros favoritos que es el de los zombies y la cual sigue a una reportera que en la búsqueda de hacer un seguimiento de la labor del cuerpo de bomberos, se encuentra con un escenario apocalíptico que nunca vio venir. Para complementar el maratón de este tipo de filmes en los que la calidad se deja completamente de lado para dar lugar a la incertidumbre, ahí está la saga de Actividad Paranormal, cuya primera película, quizá la segunda, me provocaron pesadillas y quitaron las ganas de levantarme en la noche para tomar un vaso de agua en la cocina. 

El Aro

Otra película que se volvió icónica en el género de terror es sin duda El Aro, filme de 2002, que es una adaptación de la japonesa Ringu de 1998 y la cual abrió la puerta a una ola de historias provenientes de Japón como The Grudge (La Maldición) entre otras. Para mi, otra cinta que me marcó, porque independientemente de que tampoco era una niña cuando la vi, si me generó traumas como que hoy ya no puedo ver una televisión con estática porque me da terror que alguien pueda salir de ella. Yo sé que eso es algo que ya habíamos visto 20 años antes en Poltergaist, pero la manera de presentarnos a Samara Morgan, esta niña que aparentemente murió en condiciones horrorosas, es brutal. Si pueden échense un clavado en todas las películas japonesas del género que son maravillosas, eso sí, para mi gusto son un poquito más lentas que las producciones norteamericanas.

Exterminio 

Antes de que el género de zombies fuera redescubierto y se choteara tanto, me parece que una película que funciona maravillosamente es Exterminio (28 Days Later) también de 2002, dirigida por el maravilloso Danny Boyle, que nos lleva a conocer la odisea que viven algunos sobrevivientes a un extraño virus que contagió a todo el Reino Unido y convirtió a la población en zombies. Es grandiosa, silenciosa y de mucho suspenso. Me parece que la visión de Boyle al respecto es la adecuada porque nos lleva sigilosos de la mano junto con el protagonista de la historia (Cillian Murphy) si caer en absurdos o escenas nada creíbles. Gran opción para los que gustan de este género y de ahí se pueden seguir con todas las películas del género que quieran. Yo recomendarían que le echaran un ojo a la surcoreana Estación Zombie: Tren a Busan, de 2016 y la cual se encuentra en Netflix.  

Un lugar en Silencio 

Ya lo había platicado en su momento cuando la cinta se estrenó, pero para quien no me leyó entonces, lo repito: Un Lugar en Silencio, es una de las mejores películas de suspenso/Terror/Ciencia Ficción que he visto en los últimos años. En tan solo una hora y media el genial John Krasinski consigue con ésta, su ópera prima como director, generarnos toda clase de emociones que surgen desde la premisa del silencio. Qué mejor plan para llevarte unos buenos saltos que tenerte que mantener calladito toda la película para entender lo que viven los protagonistas de esta historia apocalíptica en la que unas criaturas de otro mundo, llegan para exterminar a todo aquel que genere ruido. Es maravillosa y si no la han visto, corran a hacerlo porque también ya se estrenó la segunda parte que pueden encontrar en Paramount+ y que literalmente comienza en lo que se quedó la primera entrega.  

Hasta aquí voy a llegar con mis recomendaciones de cine de terror porque no hay caracteres que me alcancen para seguir mencionando todas las maravillosas películas del género. En mi columna de la próxima semana hablaré de otras opciones para los amantes del género.

 

DRV