ALHAJERO

Ni la mayoría simple conseguirá

No veo cómo pueda pasar esa contrarreforma, no veo cómo pueda alcanzar los votos necesarios... ¡ni siquiera la mayoría simple!

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

Se reunieron antenoche en el salón Presidentes del PRI. Las fotos que el propio Alejandro Alito Moreno subió a sus redes, muestran a su derecha e izquierda, a los dirigentes del PAN y del PRD, Marko Cortés y Jesús Zambrano; y codo a codo, más allá, a los empresarios Gustavo de Hoyos y Claudio X González Guajardo.

Los cinco muy sonrientes. Sin ningún viso de rompimiento.

Algunos en mangas de camisa (sus coordinadores parlamentarios en la Cámara de Diputados frente a ellos). Y dos grandes mamparas a sus espaldas –cubriendo los cuadros de algunos ex dirigentes del tricolor– dejando ver el membrete de Va por México.

La imagen de la coalición PRI-PAN-PRD en todo su esplendor: escoltada y respaldada por dos de los más feroces empresarios que enfrentan al presidente López Obrador.

Imagen muy lejana del nacionalismo revolucionario que invocó durante décadas el PRI, y todavía más ajena a las corrientes de izquierda –incluida la del tricolor– que conformaron hace más de 30 años el PRD, con Cuauhtémoc Cárdenas a la cabeza.

Pero son otros tiempos. Ese PRI que se dividió entre políticos y tecnócratas en los 80, y aquel PRD que levantó sus banderas contra el neoliberalismo, han unido fuerzas con su adversario natural: Acción Nacional y sus compañeros de ruta, el empresariado.

Ya no lo esconden ni negocian bajo la mesa. Por el contrario, lo presumen. Son cruzados con un enemigo común: el “populismo autoritario con tintes dictatoriales” con el que, sostienen, gobierna AMLO.

Las fotografías publicadas por Alito decían mucho más que cualquier declaración o que el mismo silencio de la dirigencia tricolor en torno a la Reforma Energética.

El presidente del PAN, Marko Cortés, lo dejaría ver también así durante el desayuno ayer en su sede partidista: “No veo cómo pueda pasar esa contrarreforma (la eléctrica), no veo cómo pueda alcanzar los votos necesarios… ¡ni siquiera la mayoría simple!”, desafiaba.

Había quedado muy claro durante el encuentro nocturno que sostuvieron los dirigentes de la coalición horas atrás –el segundo a últimas fechas–. Cada uno explicó la posición de su partido y las razones que tenían para seguir distintas estrategias. Así que el del blanquiazul lanzaba seguro de sí:

“El Presidente se frota las manos para que la coalición se rompa y sacar así sus reformas caprichosas… Él quisiera confrontarnos, dividirnos, (pero) no vamos a caer en el juego del Presidente”.

Y algo más se daría a conocer. Un acuerdo que tomaron en esa misma mesa: presentarán una acción de inconstitucionalidad respecto de la revocación de mandato.

•••

GEMAS: Obsequio de AMLO en respuesta a si Claudia Sheinbaum es su preferida para sucederlo: “No tengo a ningún preferido, a ninguna preferida...”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

CAR

Temas