El rey Midas de las adversidades

La historia de AMLO da cuenta de que siempre saca provecho de los conflictos, como la aparición de FRENAAA

Si alguien sabe de plantones y manifestaciones permanentes es Andrés Manuel López Obrador; por eso es que poco le preocupa la protesta que llegó al Zócalo capitalino, promovida por el autodenominado Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA).

De hecho, hay quienes anticipan que le sacará provecho, y este movimiento (que fue creado para impulsar su renuncia) terminará beneficiándolo, porque Andrés se ha convertido en el “Rey Midas” de las adversidades.

Su paso por la política mexicana y sus más de 18 años de campaña, antes de llegar a la Presidencia de la República, dan cuenta de eso.

Ejemplos recientes sobran (el nuevo aeropuerto, el Tren Maya, el manejo de la pandemia, etcétera, etcétera), pero hay otro que los memoriosos recuperan hoy a partir del plantón que instaló FRENAAA frente a Palacio Nacional.

Se refieren al bloqueó que encabezó, durante 48 días, sobre Paseo de la Reforma, allá en el 2006, después de la derrota que sufrió frente a Felipe Calderón Hinojosa.

Fue el hecho que marcó un antes y un después en su carrera política.

Muchos creyeron que, por los daños provocados, le traería consecuencias, pero no fue así. Logró capitalizar las críticas y los reclamos en su contra.

Es más, aquel plantón en Reforma fue uno de los primeros eventos que provocó un cisma en su relación con el PRD y le sirvió para ir pintando su raya.

La dirigencia nacional del partido del sol azteca nunca estuvo de acuerdo con esa forma de protestar. Se lo hicieron saber. No le dio importancia.

Lo que hizo fue aprovechar el arrastre que logró con aquel movimiento y a partir de ahí empezó a construir una estructura paralela al PRD, que años después dio origen a Morena.

Desde aquella vez demostró a propios y extraños que todas las adversidades las usa a su favor.

Otro capítulo que da cuenta de eso es la imposición que hizo, en 2009, de Rafael Acosta, alias Juanito, como candidato a delegado en Iztapalapa.

Tan mal les fue con esa experiencia que, de nueva cuenta, la cúpula del perredismo pegó el grito en el cielo. Hubo quienes incluso pidieron la expulsión de Andrés Manuel.

Por segunda ocasión el PRD, contra su voluntad, le perdonó la vida al tabasqueño, en detrimento incluso de la vida del propio partido. [nota_relacionada id= 1256368]

Hoy, a la distancia, el nuevo perredismo hace un mea culpa y reconoce que tenían todo para frenar a López Obrador y no lo hicieron, por lo que ahora hasta ellos mismos están pagando las consecuencias.

Por esa razón creen que la protesta de FRENAAA ni cosquillas le hará al Primer Mandatario y menos encabezados por un personaje como Gilberto Lozano, identificado con la extrema derecha de Monterrey y con una cascada de seguidores que parecen más fanáticos de una secta religiosas que verdaderos activistas políticos.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo“Quien lucha contra nosotros, fortalece nuestros nervios y agudiza nuestra habilidad. Nuestro antagonista es siempre nuestro ayudante.”

POR ALFREDO GONZÁLEZ
ALFREDO.GONZALEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@ALFREDOLEZ
lctl


Compartir