Los Trolls incluyentes

Después de que en algunas partes del mundo la cinta Trolls 2: World Tour se estrenó en plataformas e incluso ya se encuentra a la venta de forma física, en México la secuela de los divertidos personajes si logró llegar a la pantalla grande. Y vaya acierto de Universal Pictures.

Hace siete meses me invitaron a ver la cinta Trolls 2: World Tour a una sala de cine que tiene la distribuidora en cuestión para hacer las entrevistas con algunas personalidades que se encargaron de hacer el doblaje al español (Belinda, María José y Benny Ibarra) del filme. Para ser honesta, en estos días tuve que volver a ver la película para reseñarla porque si bien recordaba la esencia de la misma, en mi cabeza tenía algunos huecos. Y es que como le sucedió a muchas otras películas, a esta cinta animada se le atravesó la pandemia y fueron muy pocos cines en el mundo los que alcanzaron a disfrutarla en una sala de cine. Y como las cosas no parecían mejorar, la distribuidora tomó la decisión de estrenarla en streaming por casi 20 dólares, para que después llegara a su versión física y pudiera ser adquirida en cualquier lugar. A pesar de que hoy en día existen estas opciones para poder ver la película, Universal Pictures se aventuró a lanzar el filme en la pantalla grande en nuestro país. ¿Y saben qué? Me parece una grandiosa idea. En medio de la desesperación de algunos papás por no saber cómo entretener a sus hijos, pues la mayoría de los lugares de juegos para niños aún se mantienen cerrados, el cine es la mejor opción en estos momentos. Y lo digo con todos los pelos de la burra en la mano, porque como lo dije hace algunas columnas en este espacio, si existe un lugar seguro para entretenerse, ese el cine.  

Y si tú eres de los que aún se encuentra dudosos de ir al cine por temor a los contagios de COVID19, créeme que así como lo dije hace unas semanas de Tenet, ahora también lo digo de Trolls 2: World Tour. Vale toda la pena “arriesgarse” a salir al cine, pues ésta es una cinta que si bien mantiene la esencia de la primera, me parece que supera a su antecesora con un mensaje brutal de inclusión que yo creo tenemos que repetirles a las nuevas generaciones hasta el cansancio. Independientemente de que en las escuelas o en casa se les enseñe a los niños que todos los seres humanos somos diferentes y que está bien tener distintos puntos de vista, gustos, razas y demás, creo fervientemente en la influencia que tienen los medios audiovisuales como la televisión y el cine para hacer una especie de Inception a los niños con este tema. 

En esta nueva entrega de los Trolls, todo parece ser color de rosa hasta que el mundo de Poppy, la Reina del mundo Pop, se ve amenazado por Barb, la reina del Rock, quien desea “convertir” en una especie de zombies del rock, a todos los Trolls del mundo y borrar para siempre el resto de los géneros musicales. En medio de la odisea a la que se enfrenta Poppy y sus amigos, se puede disfrutar de canciones populares de todos los tiempos, desde clásicas, poperas, rockeras, country, electrónica, entre otras. La película es como un gran algodón de azúcar, llena de colores y ritmos que te ponen a mover los pies de principio a fin, dejándote al final con un gran mensaje para reflexionar y explicarles a los más pequeños del hogar. Sin duda una muy buena opción para ver en el cine. 

[nota_relacionada id= 1245348]

POR LINET PUENTE
COLUMNAS.ESCENA@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@LINETPUENTE
lctl


Compartir