Ser más resilientes ante los sismos

Siempre que existe un evento traumático de magnitudes como las de los sismos de septiembre de 2017, las afectaciones a la ciudad quedan como cicatrices que permanecen por mucho tiempo y dejan su huella social, geográfica y económica. El sismo también dejó un colapso sicológico que ha sido difícil de superar. 

En su momento, y ante el Sismo del 19S la ayuda y solidaridad del pueblo de México se vio rebasada, razón por la cual considero necesario que sepamos apoyarnos de manera más organizada para lograr canalizar la solidaridad de los habitantes de la ciudad, pues en 2017 mientras se desbordó la cantidad de voluntarios en alcaldías como Cuauhtémoc y Benito Juárez, en la Alcaldía de Xochimilco faltaban manos.
Se desbordó la ayuda ciudadana porque la autoridad no estaba preparada para organizarnos como hoy sí lo está. 

La experiencia que vivimos ha dado información para estar mejor organizados para el siguiente sismo que no sabemos cuándo, pero vendrá, …en México contamos con esa certeza sísmica

De modo que ante el inminente riesgo de ocurrencia de sismos que enfrenta la Ciudad de México es necesario continuar con la implementación de acciones que permitan prepararnos y mitigar sus impactos. Utilizar aún mejor ese músculo ciudadano y solidario que caracteriza tanto a los mexicanos. 

Es importante conocer más sobre este fenómeno natural para estar mejor preparados razón por la cual celebro el otorgamiento del Premio de Protección Civil 2020 al Servicio Sismológico Nacional (SSN) en la Categoría de Prevención

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación “el jurado propuso otorgar esta distinción al Servicio Sismológico Nacional (adscrito al Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México), por la información que genera en materia de sismos las 24 horas del día, todos los días del año; con la precisión de un reloj”.

El premio otorgado por el Gobierno de México reconoce la importancia de registrar, almacenar y distribuir datos del movimiento del terreno para informar a las autoridades sobre la sismicidad del país y a la población en general, además de realizar investigación de este fenómeno natural a través de 95 estaciones instaladas en todo el territorio nacional donde colaboran expertos técnicos académicos y analistas. 

Ellos prestan un servicio a México que es fundamental, estratégico y de gran prioridad nacional. Son quienes también activan la Alerta Sísmica con 20 a 120 segundos de anticipación dependiendo de la estimación de la energía y la distancia donde se origina el sismo, la Alerta Sísmica, o alerta temprana permite salvar vidas. 

Los sismos nos han dejado importantes aprendizajes como son los sistemas de alerta temprana, los protocolos de prevención y fortalecimiento de cuerpos de rescate, el cambio en los códigos de construcción, y las importantes acciones de sensibilización ciudadana.

Los sismos pueden cambiar las normas de una urbe, tal es el caso de los ajustes al Reglamento de Construcciones en la Ciudad de México. El reglamento tiene que ver con la densidad y con los metros cuadrados, así como los pisos que pueden construirse en un predio para así afianzar su seguridad estructural.  [nota_relacionada id=1250593]

Nuestra ciudad aprendió  y continúa aprendiendo de los sismos, se ha venido preparando para una mejor movilidad urbana, (pensemos en el carril únicamente confinado a las ambulancias y Metrobús), hemos ayudado a las familias para entender la vulnerabilidad de su hogar si optan por la auto-construcción

Destacamos también el papel que juegan la iniciativa privada, la academia, los vecinos, las empresas para lograr una mayor conciencia sísmica y tener una ciudad más resiliente para sobrevivir y salir adelante. 

Ninguna de las miles de familias que resultaron damnificadas por el sismo del 19S quedará desamparada, y continuaremos avanzando hasta que el último de ellos tenga su vivienda y pueda recuperar su patrimonio.

POR CÉSAR CRAVIOTO
COMISIONADO PARA LA RECONSTRUCCION DE LA CIUDAD DE MÉXICO
@CRAVIOTOCESAR
lctl


Compartir