¡Caminar el país!

¿Quiénes realmente caminan el país? 

Es diferente hablar del país, de un estado, de un municipio o de una comunidad, barrio, colonia, fraccionamiento cuando se recorre físicamente a cuando se habla sólo con base a estadísticas plasmadas en tarjetitas informativas con bonitas gráficas o barras de colores.

Es evidente ver a personas que dicen saber o “conocer” una región sobre todo cuando están en la búsqueda de un cargo político y decir cada barbaridad basada en algo que escucharon por ahí o algo que les copiaron de internet.

Todavía existen algunas personas que se dedican a ser gerentes de una empresa,  empleados de algún corporativo o de algún empresario o despacho contable o están en el negocio de la educación o una fábrica desde siempre en su vida y que tienen cero preparación y cero experiencia en situaciones de gobernanza, algunos ni siquiera han tenido un cargo público y andan con el mandato de alguien en la idea de ser gobernadores o alcaldes, obvio con intereses de fondo, para ya no tener que hacer fila o cumplir con requisitos de ley y entonces poderse autorizar a sí mismos algún permiso o concesión para seguir obteniendo más y más recursos para sí mismos y para los socios.

La empresa y hacer negocio es totalmente lícito lo que no lo es cuando se busca comprar una candidatura a través de un partido o de engañar a los ciudadanos y querer quedarse con cargos públicos sólo para usarlos para intereses propios. Esto sí es un fraude y no se debe permitir, estemos atentos a no permitir estos engaños.

“Zapatero a tus zapatos”, es uno de los sabios dichos mexicanos dirigido a privilegiar la experiencia y el saber del oficio o profesión en la que sí existe historia y conocimiento de los problemas así de cómo solucionarlos.

[nota_relacionada id= 1229186]

Twitter político:

En algunos estados donde cambiará el gobernador el próximo 2021, como en San Luis Potosí, se están moviendo intereses económicos desmedidos y de dudosa procedencia, así como ordenamientos inclusive de órdenes religiosas, como los Legionarios de Cristo, que están enviando a empleados para buscar ser candidatos por algún partido político o engañando con supuestas aspiraciones ciudadanas. 

Tengamos cuidado, México y San Luis Potosí en este caso no merecen experimentos, ni manipulaciones en contra de los intereses del pueblo. Ya no queremos a quien sólo le interesa traer muchos guaruras y camionetotas con vidrios obscuros.

Se requiere experiencia en la gobernabilidad, sinceridad, honestidad y más valores cívicos.

Desde San Luis de la Patria,
ARQ. JUAN CARLOS MACHINENA
lctl


Compartir