¿Por qué estudiar ciberseguridad?

Nadie está exento de sufrir un ciberataque y ser el blanco perfecto para esas personas conocidas en el cibermundo como hackers. Las amenazas a nuestro alrededor crecen y cambian día a día, mientras que las empresas e instituciones en todo el mundo se enfrentan a la escasez de talento profesional en ciberseguridad. De acuerdo con los resultados del Estudio sobre la Fuerza de Trabajo en Ciberseguridad de 2019 (ISC)2, a nivel mundial, se necesitan aproximadamente 145% más personas en ciberseguridad para satisfacer la demanda del mercado.

La posibilidad de superar estos desafíos es alta si las organizaciones adoptan el enfoque adecuado para aumentar la fuerza de trabajo y crear equipos sólidos de ciberseguridad. La formación de especialistas en la materia debe ser constante, ya que la ciberdelincuencia y las ciberamenzas no descansan. La actualización constante de nuestra fuerza laboral se ha convertido en un must.

Por otro lado, amantes de la ciberseguridad se enfrentan a otro reto más: su capacitación.Si bien en Internet hay información y recursos de sobra para incursionar en ese mundo, estudiar y convertirse en especialistas requiere entrenamientos adecuados, los cuales tienden a ser poco accesibles. Tener altos conocimientos y experiencia en este campo va más allá del estereotipo de hackers: personas que realizan actividades ilícitas. No solo existe una figura de hacking ético, sino que ser ciberprofesional está también relacionado al mundo de la auditoría, desarrollo web y de aplicaciones, análisis de amenazas, análisis forense relacionado a ciberataques, entre otros.

Aquellas personas o estudiantes que buscan especializarse en ciberseguridad pueden llegar a sentirse abrumadas por la gran cantidad de información a su alcance, sobre todo por que no está concentrada en un solo lugar y las capacitaciones específicas suelen ser sumamente costosas. Podríamos pensar que sumergirse en el mundo de la ciberseguridad puede ser una tarea compleja debido al gran conocimiento con carga técnica que se le atribuye pero no tiene porqué ser así. La incorporación de la ciberseguridad a nuestras vidas como un área de formación académica es más sencillo de lo que creemos.

[nota_relacionada id= 1169584]

Cada vez más organizaciones están explorando nuevas oportunidades para generar valor agregado y ventajas competitivas integrando la información y el acceso a esta, dándole un papel protagónico a su seguridad y protección. Es decir, han ampliado su visión de ciberseguridad ante las amenazas que contemplamos, aumentando su inversión en tecnología, así como en la capacitación de quienes se encargan de hacer que suceda la magia.

A través de la integración de personas expertas en el ámbito de la ciberseguridad, y promoviendo la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación educativa están logrando fomentar y crear una cultura del uso responsable de las tecnologías de la información. Sin embargo, aún hace falta esa herramienta que nos lleve al siguiente nivel en cuanto a la cibereducación.

POR ALEXANDRA MOGUEL
@MetabaseQ
www.metabaseq.com

contact@metabaseq.com


Compartir