La educación en Ciberseguridad, una realidad

México necesita una Estrategia Nacional en ciberseguridad, enfocada en el desarrollo y la consolidación de la educación en la materia. La cibereducación y ciberconcientización son necesarias para que la población conozca los fundamentos básicos de su seguridad en esta era digital, así como los beneficios y riesgos que conlleva el uso de la tecnología y el ciberespacio. En un futuro no muy lejano, tendremos que incorporar la ciberseguridad en los planes de estudio, desde la educación básica hasta la superior.

En México, la ciberseguridad todavía no se enseña de forma oficial. Quienes están inmersos en ese mundo pueden atestar que el aprendizaje por cuenta propia es la manera en la que la mayoría de especialistas adquieren su conocimiento; sin embargo, este método de aprendizaje no debería de ser su única opción.

Tomando en cuenta este contexto, no es de extrañarnos que haya muy pocas personas capacitadas en el campo. La falta de, aproximadamente, 600,000 profesionales en ciberseguridad en América Latina se ha visto reflejada también en nuestro país. Recordemos los ataques a las diferentes instituciones gubernamentales durante los primeros seis meses de 2020 o los 3 millones 944 mil 488 ataques de malware que sufirmos en marzo. Hoy, podemos dar un respiro y visualizar un futuro más seguro, ya que han surgido nuevas iniciativas que buscan reducir la brecha de la fuerza de trabajo de ciberseguridad que existe en América Latina. 

La cibereducación ya es una realidad. Por eso, Metabase Q, empresa que brinda servicios administrados de ciberseguridad, se ha planteado como misión construir una comunidad consciente, competitiva, segura y con acceso a las mejores y más innovadoras tecnologías. Así, de la mano con Immersive Labs, compañía inglesa, diseñaron una plataforma digital para la adquisición de conocimientos técnicos y herramientas prácticas de ciberseguridad, que busca ampliar la oferta y la calidad educativa en la materia.

Esta plataforma digital gratuita revolucionará el método de aprendizaje tradicional y fomentará el desarrollo de habilidades profesionales en materia de ciberseguridad de una forma única, lúdica e innovadora. Además, aquellas personas que decidan formar parte tendrán acceso a una bolsa de trabajo en donde las empresas que participen en el proyecto publicarán vacantes. Gracias a la Digital Cyber Academy (DCA) el talento mexicano recibirá el impulso que necesita para revolucionar a nuestro país.

El alcance de la DCA va más allá de la educación. Si bien favorecerá a estudiantes, el mayor beneficio lo obtendrán las empresas y las instituciones gubernamentales que lograrán incluir dentro de su fuerza de trabajo a las personas más talentosas y preparadas para hacerle frente a cualquier crisis que se presente en el cibermundo. De igual forma, el formato dual de la DCA contribuye a los esfuerzos del gobierno federal, fomentando la inclusión digital, el empleo y permitiendo la inserción de México en la Cuarta Revolución Industrial.

[nota_relacionada id=1193160]

POR ALEXANDRA MOGUEL

CONTACT@METABASEQ.COM

WWW.METABASEQ.COM

@METABASEQ

eadp


Compartir