Lo bueno, Lo malo y lo feo

Ayer fue patente en el Senado que hubo voluntad de hacer buena política; cuando esto ocurre, se logran cosas importantes

El senador Gustavo Madero resumió de manera singular, pero bastante precisa, el sentir en torno al trabajo y a la armonización legislativa que se dio con el T-MEC y sobre los sinsabores que persisten.

Lo bueno, a decir del panista --y de todos los grupos parlamentarios-, fue que los seis dictámenes en cuestión se lograron por unanimidad.

Mención particular –a la que se sumó el del Partido Verde, Manuel Velasco-, el debatido tema de los genéricos. Dirían:

Se pudo apoyar a los laboratorios nacionales y quitar las restricciones de 3 y 8 años para iniciar la investigación y el desarrollo de productos con fines de registro sanitario, para poder tener en México, el día siguiente del vencimiento de las patentes, medicinas más baratas y con mayor competencia.

Lo malo: Que las acciones del Gobierno federal todos los días contradicen el espíritu de apertura y certidumbre de la inversión extranjera, privada y nacional, mediante la cancelación de proyectos, cambios legales, reglas del juego sin apegarse al Estado Derecho y obligando a llevar a la judicialización como única medida de defensa que han tenido los inversionistas que han confiado en nuestro país.

Lo feo: Que pretenden hacerle el caldo gordo a Donald Trump y llevarle como ofrenda al Presidente de los Estados Unidos estas reformas para que presuma a sus electores de Estados Unidos que sí ha cumplido sus dos ofertas de campaña, que eran cancelar el TLC, y ahora T-MEC, y construir un muro y que lo paguen los mexicanos, el cual está siendo muro humano con la Guardia Nacional, así será utilizado este viaje, así será criticado este inoportuno viaje y este preocupante mensaje, y sus consecuencias.

El coordinador de los senadores de Morena y Presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal --quien se ganó públicamente las palmas y el reconocimiento de los distintos coordinadores parlamentarios por su labor y apertura-, sacaría, a su vez, dos lecciones de este episodio:

1.-Sí podemos lograr acuerdos fundamentales para el país. No todo es confrontación y polarización en el país. [nota_relacionada id= 1114951]

2.-Unidos en lo fundamental, hemos fortalecido al Presidente de la República para que pueda acudir a Estados Unidos con la fuerza institucional de su Congreso; que acuda con el decoro, la dignidad y la unidad de un pueblo unido en lo fundamental.

En palabras del senador priista Miguel Ángel Osorio Chong, se demostró que hubo voluntad de hacer buena política, política que suma, que construye, que no genera enconos, ni diferencias o distancias.

En suma, la mayoría de los senadores quedaron contentos por la forma en que se trabajó en esta ocasión (a diferencia de lo que ocurrió con los diputados, a los que Monreal hubo de sacarles las castañas del fuego).

***

GEMAS: Obsequio de López Obrador a propósito de las críticas a su viaje a Washington para reunirse con Trump: “No soy vende patrias”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

lctl


Compartir