Haz tu denuncia aquí

Lujo en la cuarentena

La mexicana se dedica a pasearse por las 12 habitaciones de su casa. Su rutina es así: Hoy me voy al cuarto número uno, mañana al cuarto dos

OPINIÓN

·

KATE DEL CASTILLO DURANTE EL CORONAVIRUS DA LA VUELTA EN SU MANSIÓN  A DIFERENCIA DE LOS QUE VIVEN EN UN CUARTITO CHIQUITO Y TIENEN OCUPADÍSIMO AL 911 CON VIOLENCIA FAMILIAR  

A Kate del Castillo le encanta estar sola a su 47 años y ahora en cuarentena a causa del coronavirus es de las pocas actrices mexicanas que sí tiene el dinero para pasársela tranquila sin actuar, en Los Ángeles hasta que acabe la pandemia porque la mexicana se dedica a pasearse por las 12 habitaciones de su casa. Su rutina es así: Hoy me voy al cuarto número uno, mañana al cuarto dos, pasado mañana paso de la zona del comedor a dar una ronda por mi mansión y mis jardines y la vuelta se tarda como 15 días porque de pronto piensa, “Esta parte no la había visto”. Las penas con pan son más llevaderas, que diferencia con las parejas que viven con la familia todos en un cuarto y se están mordiendo, matando y divorciando además de tener ocupadísimo al 911 en pura violencia intrafamiliar.

Foto: Especial
[nota_relacionada id=975881]

ACUERDO PRENUPCIAL ES LO MÁS IMPORTANTE EN LA CUARTA BODA, ASÍ COMO LE HIZO LAURA FLORES 

Casarte es ensayo y error, por eso Laura Flores lleva cuatro matrimonios y ya aprendió. Es por eso que ahora sí hizo un acuerdo prenupcial: lo que es mío es mío y de lo caído lo que aparezca. Lo que también aprendió es a esconder al marido y unirse como lo hizo ella, casi en secreto, ante las leyes americanas.

Sólo los dos en el juzgado y no invitó a nadie, no por el COVID-19 sino porque sus amigas le dijeron: “Invítame, pero ya no te doy regalo”. Y cuando te casas varias veces, finalmente aprendes como lo hizo Laura, a ahorrarte la fiesta.  

ALEJANDRO SANZ SE LIGÓ A SU EX NOVIA PRESUMIÉNDOLE QUE ES FAMOSO ¿PERO NO QUIERE QUE LO AMEN POR INTERÉS? 

La diferencia es las que nunca se han casado como la ex de Alejandro Sanz, quien venía de ser novia de Marc Anthony y por eso ya no quería ser la “amiguita” de Sanz cuando ya lo fue del ex de J. Lo. Los dos querían distintas cosas, ella quería boda y él después de dos divorcios dijo: “Ya no estoy para sacar a una princesa vestida de blanco y empedrarle el camino con brillantes, porque cada hijo me cuesta muchos euros y con la cuarentena no entra ningún “eurito”, ya parece que me vas a bailar por tener ojos azules.

Ella quería un chambelán que la acompañara a fiestas muy cuqui y él quería que ella le llevara la botana mientras compone canciones y dispuesta a revolcarse cuando él le chifle…. No coincidieron y ese amor no pudo ser. Lo único que no entiendo es que si los artistas quieren ser famosos para tener al mundo a sus pies y parecer un tarro de miel para que todas las mujeres, vengan a embarrarse con ellos por lo que se las ligan presumiéndoles: “Yo soy Alejandro Sanz”, entonces porque les da tanto horror que los busquen por interés... [nota_relacionada id=972973]

POR SHANIK BERMAN 

HERALDODEMEXICO.COM.MX

eadp

Escucha aquí nuestro exclusivo podcast de Coronavirus: