La estafa turística

Operan desde Reino Unido, sus principales víctimas son los hoteleros españoles, y desde hace algunos años están exportando el modelo fraudulento a la Riviera Maya, se trata de un negocio sucio redituable para los bufetes de abogados expertos en el tema turístico, sólo a Mallorca le cuesta 50 millones de euros anuales por falsas denuncias.

El modus operandi es el siguiente: por redes sociales o en directo, convencen a viajeros ingleses de vacacionar gratis; a cambio sólo tienen que demandar al hotel donde se hospedan, principalmente all inclusive –cuentan hasta 5 años para hacerlo- la acusación regularmente es por infección de Cyclospora –parásito unicelular que causa diarrea grave, adquirida por alimentos o agua contaminada- para saltar la pesquisa sólo tienen que solicitar en la farmacia Amodium el ticket de pago. Posteriormente el bufete inglés crea la historia médica y reclamar a la justicia británica.

Los touroperadores ingleses generalmente no entran al proceso legal por los costos onerosos –más de un millón de pesos cuesta un juicio–, prefieren indemnizar al cliente y pasar los gastos al hotelero. Así están taladrando la credibilidad de los hoteles españoles y lo intentan con los quintanarroenses. Con la salvedad de que en México, una acusación así afecta al destino en general.

Nos costó millones de dólares y décadas quitarnos el estigma de que la gastronomía mexicana es insalubre, productora de la “venganza de Moctezuma”. Para evitar que permee la noticia falsa de la Cyclospora se debe escalar a un diálogo con el gobierno inglés para que frene a los bufetes de abogados corruptos y dejen de hacer campañas en contra México. Es otro trabajo para el canciller Marcelo Ebrard.

POR EDGAR MORALES

ELCASTOROFICIAL@GMAIL.COM 

@ELCASTOROFICIAL

edp


Compartir