¿Se puede considerar arte?

No podemos ignorar la tecnología que hoy en día está a nuestro alcance para crear las siguientes grandes obras

Al escuchar una pieza musical excepcional me fui de inmediato a un estado absoluto de serenidad y pensé por unos momentos que podía identificar al compositor. Si bien no soy un erudito de la música clásica los nombres de Beethoven, Liszt y Schubert me cruzaron por la mente y para mi sorpresa lo que estaba escuchando era una pieza creada por un algoritmo de inteligencia artificial. En realidad y en términos simples a la máquina se le presentan una colección de obras musicales que analiza, encuentra correlaciones y patrones de ondas similares. A partir de este aprendizaje el algoritmo puede crear una obra musical nueva similar a las obras que analizó. Es decir, el algoritmo discierne reglas a partir del entrenamiento con piezas reales de música descubriendo patrones y correlaciones. Por lo simplemente quisiera plantear un cuestionamiento entre el arte y el arte creado por máquinas de inteligencia artificial. ¿Se le puede realmente considerar arte a algo que no está creado por emociones humanas? Sin temor a equivocarme me parece que el tema central es entender ¿qué es realmente el arte? quizá retomando la definición de Edgar Degas: “El arte no es lo que ves, sino lo que haces ver a los demás”, podemos partir hacia nuestro cuestionamiento inicial. Estrictamente bajo esta definición el arte creado por un algoritmo de inteligencia artificial que también en su momento fue programada/creada por un humano para entender patrones y secuencias tendría que ser considerado arte o ser arte. Me atrevería a cuestionar ¿por qué no separamos la pieza del artista? y si lo hacemos, ¿por qué entonces no separar la máquina de la pieza creada? ¿No es la pieza representante suficiente de arte y estética? ¿No es lo suficientemente bella como para expresar emociones por sí sola? y entonces resuenan en mí las palabras de Marc Chagall, “el arte debe ser una expresión de amor o no es nada”. Quizá para unos el arte es más representativo cuando conlleva una historia del creador, del gran artista. Quizá tiene que tener un impacto contextual en la historia humana. Quizá para otros el arte simplemente sea la pieza. En mi caso al escuchar la pieza musical sin saber que había sido creada por una computadora, era arte. Quizá cambié de opinión en el momento de asociación entre el “artista” y el “arte”. En cualquiera de los casos, no podemos ignorar la tecnología que hoy en día está a nuestro alcance para crear las siguientes grandes obras, ¿de la humanidad? Por Javier López Casarín

Compartir