Fue un fracaso el G20 para México

No hay noticia de que la carta que envió el presidente López Obrador haya sido el centro de algún debate fructífero

Prácticamente toda la gente del mundo de los negocios con los que uno podía hablar recientemente refería que la reunión del G20 de Osaka era el suceso más esperado a nivel global para dilucidar si habría un cambio sustancial en la guerra comercial entre EUA y China, y con ello el regreso a un orden institucional que permitiera un flujo comercial más ordenado.

El resultado para la economía del mundo fue bueno a secas. Por un lado, la reunión de Donald Trump con Xi Jinping arrojó el regreso a la mesa de negociación de las partes y la concesión de EUA de no imponer más aranceles. El domingo por la tarde, en un gesto noble, China eliminó restricciones a la inversión extranjera en varias industrias que antes permanecían fuertemente controladas (gasoductos en ciudades de más de 500 mil habitantes; salas cinematográficas; empresas de corretaje; servicios de call-center; así como varios subsectores agrícolas y mineros; y eliminó restricciones que existían para petróleo y gas natural).

Lo que ha quedado incierto, sin embargo, es qué logró México en la cumbre para apuntalar nuestros intereses frente al mundo. El canciller Marcelo Ebrard publicó varias fotos de sus “conversaciones” con Justin Trudeau, Christine Lagarde, Nguyen Xuan Pchuc, así como sus apretones de mano a Xi Jinping, Vladimir Putin y Donald Trump. No obstante, en algún momento de los días pasados pareció, por sus tweets, que la agenda por el día del orgullo gay era más relevante para la cancillería que cualquier otra cosa.

No hay noticia de que la carta que envió el presidente López Obrador haya sido el centro de algún debate fructífero entre los líderes del grupo. De hecho, el comunicado oficial del G20 se centró en temas que el gobierno mexicano ni tocó: crecimiento económico; desequilibrios globales en las cuentas corrientes; exceso de capacidad en la producción de acero; reforma de la OMC; flujo de datos en la era digital; inteligencia artificial; infraestructura; gobernanza del Fondo Monetario; monitoreo de criptomonedas; transición energética; economía circular; y muchos más. El tema migratorio, que era el tópico central de la carta de AMLO, fue el último de todos en el comunicado oficial del grupo.

Por lo anterior, dudo mucho que la comunidad de negocios global invertida en México compre la idea de que la agenda impulsada por nuestro país en el G20, tras la ausencia del Presidente, pueda ser calificada de “éxito”.

VITTORIO FORTI Y “MOMENTS”

La empresa de tiendas de ropa que encabeza Alejandro Franco lanza magna iniciativa de renta de ropa de etiqueta por internet en todo el país. El enfoque será en los millennials, quienes recibirán smokings por mensajería. El precio será 50% más barato que en las obsoletas tiendas tradicionales, y se bajará el tiempo del proceso, de 8 horas a 10 minutos.

POR CARLOS MOTA

MOTACARLOS100@GMAIL.COM 

WHATSAPP 56-1164-9060


Compartir