Bárbara Mori, me huele a boda

Una de las actrices más guapas del medio del espectáculo y uno de los productores más exitosos del mundo artístico viven un romance de película

Escrito en OPINIÓN el
Bárbara Mori y Fernando Rovzar están muy enamorados. El productor es una persona sumamente millonaria gracias a su mamá, la empresaria y socialité Gina Diez Barroso. Él ha sabido hacer su propio dinero gracias a sus producciones y negocios en sociedad con su hermano Billy Rovzar (ex de Sara Maldonado y ahora esposo de Claudia Álvarez). Digamos que fue un junior que aprovechó la fortuna de su familia para generar su propio imperio y no vivir de sus “domingos”. La pareja que no ha querido hablar mucho o casi nada de su relación, se encuentran felices. Incluso existe una posibilidad de que ellos dos se casen, pues independientemente del amor que se tienen, ambos tienen ganas y creen en el matrimonio. Bárbara (ex de Sergio Mayer con quien tuvo un hijo) siempre ha sido una mujer distinguida por no interesarse por el dinero, ni por buscar parejas ricas. En este caso se dio. Ella es sumamente espiritual y las fortunas económicas pasan a un último plano. Me parece que es un partidazo para Fernando, él es un hombre que está rodeado de mujeres guapas e interesadas. De las cualidades que podría decir de ella son muchas, pero se me vienen a la mente algunas; es sumamente linda, inteligente, MUY guapa, a sus 40 años parece de 18 y lo más importante: NO SE FIJA EN LA CARTERA. Sin duda, lo quiere por quién es y no por cuánto vale. Controladitos. En cuanto se hizo público que Atala Sarmiento entró al periódico como columnista, una de las conductoras que aún permanece en Ventaneando (voy a omitir el nombre) me habló para preguntarme cómo fue todo (por contrato de confidencialidad y ética no pude decir nada). Aprovechó para confesarme y confirmarme lo que tanto les decía; Pati Chapoy le tiene prohibido al elenco tener comunicación con Sarmiento o relación con ella. Me parece muy infantil de una señora con tanta trayectoria y que difícilmente cualquier programa de espectáculos le pudiera competir, pero sobre todo de muy mal gusto por parte de sus ex compañeros que decían ser sus amigos y ahora le dan la espalda. Le atiné. El lunes 4 de diciembre del año pasado publiqué en mi columna sobre la lujosa boda de Carlos Gotlib Micha, hijo de la periodista Adela Micha. Escribí que era innecesario que se gasten millones de pesos en bodorrios que luego ni a los tres años llegan, ya que el amor no se mide con festejos excesivos, sino con cariño, respeto y comunicación. Espero no haber echado alguna maledicencia, pero ni al año llegaron. Lo que sí es que las reglas en esta sociedad cambiaron, el engañado y el “cornudo” fue el caballero, y la dama fue la abusada. Al final es muy fácil juzgar por fuera, pero sólo ellos dos saben las razones y qué fue lo que pasó. https://www.youtube.com/watch?v=oUZq6CREGkI