Para el recuerdo

EL CRUZ AZUL DE 2018 NO SÓLO GANA LA COPA MX, SU SEGUNDO TÍTULO EN DOS DÉCADAS. COMIENZA A SER MEMORABLE

Para el recuerdo
Estimado fan, un objetivo de las marcas en general, no sólo las deportivas, es generar awareness o recordación de marca. El Cruz Azul campeón de la Copa MX comienza a ser un equipo que difícilmente se olvidará por sus logros en la cancha y por su trabajo integral fuera de ella. Percepción es realidad y tal como percibes recuerdas u olvidas, simplemente. Ahora, no todo lo que se recuerda es agradable. De hecho, el ser humano tiene una tendencia a no olvidar lo nada grato. Por eso es que siempre que se generan memorias positivas es algo que se agradece y conserva de manera especial en el baúl de lo exquisito. Este Cruz Azul del Apertura 2018, que adquiere su segunda Copa MX en 20 años y medio, los mismos en que no cosechó ni un título más, es por esto mismo ya un equipo importante, para un club que justamente ha debido recurrir a los recuerdos para decirles a las nuevas generaciones de fans que su nombre pertenece a una institución grande. Sobre todo, si estos trofeos son los únicos ganados desde el cada vez más lejano lauro en la Liga del Invierno 97, que a su vez fue su primera máxima corona nacional después de 17 años, del último logro de la escuadra campeonísima que obtuvo la séptima de ocho estrellas en su escudo. Ese Cruz Azul ya vive en la reseña histórica con nombres legendarios como los de Miguel Marín, Ignacio Flores, Carlos Jara Saguier, sobrevivientes del emblema que sumó a lo largo de esa década azucarada a gladiadores como Javier Kalimán Guzmán, Alberto Quintano, Héctor Pulido, Javier Sánchez Galindo, Cesáreo Victorino Sr., Octavio Muciño, Fernando Bustos, Rodolfo Montoya, Miguel Ángel Cornero, Guillermo Mendizábal, Gerardo Lugo, José Luis Ceballos y Adrián Camacho, entre otros. Primero Raúl Cárdenas y, al final, Ignacio Trelles, fueron los conductores en esa época de gloria celeste que la historia almacenó para siempre. La legión del 97, dirigida por Luis Fernando Tena, también será recordada: Óscar Pérez, Omar Rodríguez, Juan Reynoso, José Luis Sixtos, Guadalupe Castañeda, Joaquín Moreno, Héctor Adomaitis, Benjamín Galindo, Carlos Barra, Julio César Yegros, Paco Palencia y el héroe Carlos Hermosillo, quien entró de cambio con una costilla fisurada para ocasionar el penalti que ejecutó él mismo sobre Ángel Comizzo. Épica de leyenda. Total, que una Liga en casi dos décadas de más sufrimiento que celebración parece poco, porque en el inter las cosas valiosas que sucedieron pero no suman son frágiles para vivir en la memoria colectiva. El Cruz Azul de hoy sólo ha ganado la Copa y es temprano para que los nombres de sus jugadores queden plasmados en esas páginas de oro que relatan lo mejor de la vida de este equipo emblemático. Pero iniciaron bien. Pocas veces un personaje de pantalón largo puede influir, pero es evidente que el factor Ricardo Peláez, su director deportivo, parece ser la pieza que ajusta el engranaje, y el equipo frío luce como una entidad que late fuerte.

Compartir