Inoportuna e inservible

OPINIÓN

·
La Liga MX entra en una nueva pausa debido a la Fecha FIFA de noviembre, en la que el Tricolor, del interino Ricardo Ferretti, enfrentará en un par de partidos a Argentina, en territorio sudamericano. Bajo otras circunstancias se aplaudiría el hecho de dejar atrás la zona de confort que significan los amistosos en Estados Unidos, para darle paso a esta mini gira por el Cono Sur; sin embargo, el hecho de detener el certamen local por encuentros de un combinado que ni siquiera ha definido el rumbo para el Mundial de Qatar 2022, sin duda acarrea los cuestionamientos. Es verdad que la pausa a nivel de selecciones no es establecida por la Federación Mexicana de Futbol, sino por la FIFA, pero también lo es el hecho de que en el organismo nacional no se ha planificado aún la ruta a seguir para la próxima Copa del Mundo, al no tener designado al estratega responsable para llevarla a cabo, por lo que desde que terminó la justa de Rusia 2018 todos estos duelos son más parecidos a utilizar un zapato con calzador, por lo incómodo que resultan. Más aún cuando el Apertura 2018 se encuentra en plena etapa de definición, con cinco equipos clasificados y tres boletos todavía en disputa, por lo que la pausa podría ser crucial para varios clubes de cara a la Liguilla. Esto se suma al riesgo que conllevan los duelos de selecciones alrededor del orbe, en los cuales, lamentablemente, suelen presentarse lesiones que significarían un duro golpe para los conjuntos que pelearán la corona del certamen local. Todos estos riesgos serían entendibles si las circunstancias fueran distintas, si la FMF tuviera definida la estrategia de cara a la primera Copa del Mundo en el Medio Oriente, pero no es así, pues incluso la especulación no cesa, pese a que hasta hace un mes parecía cantado el arribo del argentino Gerardo Martino; sin embargo, han comenzado a surgir otros nombres, como Julen Lopetegui y Antonio Mohamed, lo que únicamente incrementa la incertidumbre sobre un proceso que no permite tomar con seriedad los duelos que en este momento se disputen, pese a que se lleven a cabo muy lejos de nuestras fronteras. A esto se suman diversas ausencias de jugadores que militan en Europa, como Javier Hernández, Andrés Guardado, Héctor Moreno, Jesús Manuel Corona y Héctor Herrera, los cuales abren paso a la especulación sobre su futuro en el cuadro nacional, pero también a la importancia de una Fecha FIFA que luce inoportuna e inservible. Jugar en Argentina tendría que ser benéfico para la Selección Mexicana; sí, siempre y cuando haya algún viso de planeación a futuro, lo que hasta ahora no se vislumbra. Ojalá que Yon de Luisa, nuevo presidente de la Femexfut, tome de una vez por todas al toro por los cuernos y logre pronto un consenso respecto al porvenir de un Tricolor que cada cuatro años incrementa su deuda futbolística, para intentar dar ese golpe de autoridad que sería vital de cara al Mundial que coorganizará en 2026; sólo así el nuevo proyecto de la Selección Mexicana podrá volver a ilusionar.  

Por ALEJANDRO ASMITIA V.

@ALEX_ASMITIA