Mercado y su estilo

OPINIÓN

·
Patricia Mercado llegó al gobierno de la Ciudad de México para ocupar la Secretaría de Gobierno, después de los ajustes que hizo Miguel Ángel Mancera a partir de los resultados electorales de 2015. Hasta el momento no hace sentir su presencia, por eso sus errores son notorios. No es una inexperta en el mundo de la política, fue candidata a la Presidencia, fundó partidos, ha navegado toda su vida con la bandera feminista; pero en la administración pública parece una primeriza y dos eventos retratan su falta de tacto. Hace unos días, a finales de junio, la Catedral Metropolitana estrenó iluminación. El evento estuvo encabezado por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y el cardenal Norberto Rivera, cada uno llevaba a su comitiva; Patricia Mercado formaba parte de ella. En el recorrido, la secretaria de Gobierno le sugirió al cardenal retirar el comedor que está en la parte de atrás de la Catedral porque da mala imagen a los turistas. Solo obtuvo una mirada de Rivera Carrera como respuesta. Los presentes sintieron la incomodidad por el comentario y continuaron el evento. Otro hitazo de Mercado Castro se dio a los pocos días, cuando un grupo de periodistas pintó en la plancha del zócalo frente a Palacio Nacional: SOSPrensa para exigir justicia ante la muerte del reportero de Michoacán, Salvador Adame Pardo; pues más tardaron en reunirse y dejar el mensaje los comunicadores, que en salir el equipo de limpieza del gobierno de la ciudad para borrar la huella del reclamo. Desde la cuenta de Twitter de la Secretaría de Gobierno se pidió una disculpa ya que “se hizo limpieza de rutina sin intensión de censura”. Ese día le llovió en redes sociales a Mercado porque si no era censura pedían que la volvieran a pintar o que mejor limpiaran el “sucio gobierno”. Ahora resulta que están muy preocupados por la limpieza de la ciudad, pero adentro del Palacio del Ayuntamiento muchos no entendieron la necesidad y rapidez de borrar el rastro del reclamo que no era para las autoridades capitalinas. La Secretaría de Gobierno tiene una agenda mucho más amplia para atender los problemas reales de la ciudad, porque enfrascarse en este tipo de cuestiones refleja la falta de oficio. Quizá por eso muchos actores políticos no tocan su puerta y acuden a la Secretaría de Movilidad para llegar a acuerdos con las autoridades capitalinas. Fue Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico, quien le abrió la puerta a Patricia Mercado para llegar al gabinete de Miguel Ángel Mancera, juntos han podido hacer una dupla que se coordina y apoya mutuamente, pero mientras uno expande sus alas, a la otra parece que se las cortan. Porque Salomón Chertorivski aspira a ser el candidato a la Jefatura de Gobierno para el 2018 y está sumando actores a su proyecto; a Mercado Castro nadie la considera como suplente de Mancera cuando éste vaya por la candidatura presidencial y debería ser la sustituta natural.   Columna anterior: El mapa electoral cambió, ¿quién gana?