Cuando AMLO quería votar por el PAN

OPINIÓN

·
Este jueves 6 de julio se cumplen dos décadas de que el PRD, por primera y única vez en su historia, desbancó al PAN del segundo lugar en la Cámara de Diputados. El presidente perredista era Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón su similar panista. El 6 de julio de 1997 el PRI perdió, también por vez primera, la mayoría en la Cámara de Diputados –que ya nadie ha logrado--, pero además en esa fecha Vicente Fox inició su campaña para el 2000 y Cuauhtémoc Cárdenas lo imitó al ganar la jefatura de gobierno del Distrito Federal. El PRD iba en ascenso y el PAN en declive cuando, en 1999, comenzó a discutirse una alianza de ambos contra el PRI, como ahora se trama. López Obrador declaró que votaría por el PAN si Fox vencía a Cárdenas en una elección interna. --¿Cómo aliarse al partido que surgió para enfrentar a Lázaro Cárdenas? –le pregunté. --Tenemos diferencias históricas con el PAN, inclusive nos hemos enfrentado, pero la democracia es primero. Para definir al candidato de la alianza izquierda-derecha era precisa una elección abierta: “Es cierto que los dirigentes tenemos una carga ideológica, pero otra cosa es el sentir de la gente. Nosotros tenemos que actuar como el hombre de la calle ¿Por qué tomar las decisiones en las cúpulas?”
Este método obligaría al PAN a definirse: “Si los panistas, con cualquier pretexto, porque haymuchos, dicen no a las elecciones primarias, lo que se va a confirmar es que en ese partido no hay voluntad democrática. No sólo eso: no buscan la transformación política del país, sino una cohabitación que les garantice la defensa de los intereses que representan.”
--¿Y si gana Fox? --Tendríamos que apoyarlo. --¿Votaría usted por Fox? --Si somos demócratas tenemos que votar en contra del partido de Estado. ¿Pero qué tal si gana Cárdenas o Porfirio? El PAN y Fox no quisieron la elección primaria: Éste a la postre ganó la elección –“soy populista y seré presidente”, decía-- y Cárdenas logró sólo 16.64% de los votos, mientras que López Obrador ganó la jefatura de gobierno de la capital. La posibilidad de una alianza PAN-PRD se presentó, otra vez en el 2000, en Tabasco, en noviembre. López Obrador se la propuso a Fox, presidente electo, para vencer a Manuel Andrade, candidato del gobernador Roberto Madrazo. --Hay que sacudirnos al sátrapa. --Estoy de acuerdo --respondió Fox, quien nombró a Rodolfo Elizondo, su vocero, para negociar, quien nunca contestó el teléfono. Según López Obrador, Fox se rajó porque Madrazo le prometió apoyo si llegaba al PRI: “Cree que él va a hacer que se apruebe el aumento del IVA en alimentos y medicinas”, me dijo en octubre. Así fue: Madrazo como presidente y Elba Esther Gordillo como secretaria general del PRI apoyaron a Fox, quien, como Calderón, dejó intacto el régimen. “La doctrina del PAN es la hipocresía”, dice López Obrador de quienes lo desaforaron como jefe de gobierno y lo vencieron a la mala en dos elecciones. A ese PRIAN se le arrodilla el PRD...
  Columna anterior: El PRD, servil, le lava la cara al PAN