Tal para cual

OPINIÓN

·
El que está más enamorado que nada es mi querido José Eduardo Derbez. El fin de semana estuve con él y su novia Bárbara Escalante y es impresionante lo bien que se llevan. Son de esas parejas que tienen una comunicación visual que basta con una mirada de cualquiera de los dos para que se entiendan. Lo increíble es que ya llevan tres años y son de esas relaciones que diario se conquistan el uno al otro. Sin duda esta estabilidad fue heredada por su mamá Victoria Ruffo. Porque del lado del papá, Eugenio Derbez quien se ha dedicado a darle una madre diferente a cada uno de sus cuatro hijos. En fin, José Eduardo esta todo el tiempo al margen de lo que Bárbara necesite. Son una pareja muy divertida, y sí, son muy fiesteros, pero sanamente. Muchas revistas han inventado que tiene problemas, pero en realidad es un joven que lo sabe hacer sin excesos. Yo creo que la vida lo hizo madurar muy temprano, él se mantiene, hace castings, no le pide dinero a sus papás y el trabajo que ha conseguido ha sido por mérito propio. Es muy inteligente y ha logrado hacer algo muy difícil que es dejar de ser el hijo de y ha creado su nombre, su marca. La que aprovechó el verano para darse una escapada de vacaciones fue Jacky Bracamontes con sus hijas y su esposo Martin Fuentes. Para este orgulloso padre sus hijas son su adoración y es el más consentidor. La familia completa se fue a Disney´s Magic Kingdom en Orlando. Las pequeñas hijas de Jacky y Martin son las más fanáticas de las princesas por lo que están felices en ese mágico mundo donde todo es perfecto. A la que insisten y quieren casar pero no se deja es Lucero con su novio Michel Kuri. El millonario libanes tiene toda la intención de formar una familia con la cantante. Sin embargo, para la novia de América ya volverse a casar es una necedad. Ella viene de una escuela de matriarcado por lo que la que manda es la mujer. Esto es evidente pues su mamá, Doña Lucero, siempre ha controlado la carrera y vida privada (con todo respeto, medio metiche la señora). Ahora que su hermano Toño ha querido manejar la carrera de la también actriz, le ha costado mucho trabajo pues no le han dado esa libertad o tal vez no sabe a qué rumbo llevarla. Lo importante es que este feliz a lado de su novio, y que viva el día y el momento. A veces ponerse a pensar mucho en el futuro no ayuda. Lo que sí, es que la gente la sigue queriendo y tal es el caso que las televisoras se le están peleando. Ahora que está libre de trabajar en donde quiera esperemos verla haciendo un buen proyecto. Se lo merece. Y bueno, al parecer sus hijos José Manuel y Lucero con los que tuvo con Manuel Mijares no están muy seguros de dedicarse al espectáculo. Al parecer sacaron un lado más introvertido, aunque eso sí, les gusta mucho la música.   Columna anterior: ¡Mentira! No se termina Hoy