Numeros rojos en Guerrero: Índice GLAC

Héctor Astudillo no ha sido factor de desarrollo para su estado / Hoy se reúne el gabinete presidencial

OPINIÓN

·
La violencia y la inestabilidad social en Guerrero no cesan y han propiciado que se convierta el estado con mayor rezago en materia económica, política y social de todo el país. El territorio que gobierna el priista Héctor Astudillo no ha logrado superar los negativos con los que arrancó este 2017, por lo que mantiene el nada honroso primer lugar en crisis institucional e ingobernabilidad. El dato corresponde al estudio más reciente del Índice GLAC –instrumento que mide los niveles de bienestar en los 31 estados y la CDMX- y cuyo resultado total se dará a conocer el próximo lunes en las páginas de El Heraldo de México. Del documento, se desprende también que Campeche desplazó a la CDMX del primer lugar de las entidades mejor evaluadas, mientras que el estado de Querétaro ganó seis posiciones y logró ubicarse en el segundo sitio. Es términos generales, el Índice GLAC establece que el segundo trimestre registró valores que ubican a México en el rango de “seguridad limitada” y con “inconformidad social”, lejos de ser un país con “bienestar superior”. La política también influye Las elecciones en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz, también incidieron en la mala calificación porque las campañas y las “ofertas políticas” estuvieron plagadas de acusaciones, críticas y actos relacionados con la inseguridad y la corrupción. Adicionalmente, estados como Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guerrero y el Edomex, reportaron altos niveles de pobreza, así como casos de presunta corrupción de líderes políticos y ex mandatarios. *** Este viernes, previo a las vacaciones de verano, el Presidente Enrique Peña Nieto sostendrá un encuentro con los integrantes de todo su gabinete. Uno de los objetivos es escuchar de viva voz comentarios y experiencias de los secretarios de Estado después de la instrucción presidencial, que les dieron hace dos meses, para que recorrieran el país y se reunieran con representantes de todos los sectores. La orden presidencial, vía el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, fue cambiar las dinámicas de las giras, pernoctar en los lugares visitados, reunirse con los delegados federales de las distintas dependencias y grupos empresariales, así como con dirigentes y actores políticos, principalmente del PRI. Aunque nunca se los dijeron, se cree que el cambio en la dinámica de los secretarios tiene que ver con una especie de pasarela rumbo a la elección del candidato presidencial. Algunos de ellos así lo tomaron y trabajaron intensamente con esa idea. Otros, por más que lo intentaron, tuvieron poco lucimiento. Lo que es un hecho es que en la reunión de hoy se tomará nota de quién sabe acatar órdenes, quién nada de a muertito y quién va ganando puntos rumbo al 2018. *** Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “No existe la suerte. Sólo hay preparación adecuada o inadecuada para hacer frente a una estadística.” Columna anterior: Autocrítica en el PRI