El frente electoral posiciona a Chertorivski

OPINIÓN

·
La posibilidad de que avance el Frente Amplio Democrático en el país y en la Ciudad de México, cambia las posibilidades de muchos aspirantes a la Jefatura de Gobierno, pero hay un personaje que puede resaltar en esta combinación: Salomón Chertorivski. Ya navegó en las aguas de gobiernos panistas y perredistas. Aunado a ello tiene tras de sí tiene el poder económico de la comunidad judía, que está cansada --como todos-- de las condiciones en que se encuentra el país y la ciudad. Su papá Isaac Chertorivski es el mayor impulsor de las aspiraciones del secretario, fue uno de los mercadólogos más importantes de Bacardi en México y fue presidente del Consejo de Administración del Grupo, además se le recuerda como asesor del ex presidente Carlos Salinas de Gortari; del apoyo familiar también cuenta el grupo de politólogos y especialistas electorales del entorno de su tío José Woldenberg. Sus aliados políticos dentro del gobierno de la ciudad son la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado y el secretario de Finanzas, Edgar Amador, quizá no sean los grandes personajes políticos, pero ocupan espacios estratégicos. Los negativos más visibles que tiene son: no ser un actor político y no figurar en las encuestas de opinión como un candidato competitivo. Sin embargo Miguel Ángel Mancera tampoco lo era, hasta que Marcelo Ebrard decidió que sería candidato y lo magia de la estrategia política impulsada por el entonces jefe de gobierno lo hizo crecer. Chertorivski Woldenberg llegó al gobierno de Mancera por sugerencia de Cuauhtémoc Cárdenas, pues lo conoce desde niño, incluso el secretario de Desarrollo Económico trabajó en el gobierno de Michoacán, como asesor de política social del gobernador Lázaro Cárdenas. Ha construido una relación cercana con el jefe de gobierno, lo acompaña a las giras internacionales, en tono de broma se dice que es porque de todo el gabinete es el que mejor habla inglés. La propuesta de incrementar el salario mínimo es una de las cartas que más han favorecido la imagen pública de Salomón Chertorivski y es uno de los planteamientos del gobierno de Miguel Ángel Mancera; tampoco le fue mal en la pelea que dio el gobierno de la ciudad contra el federal por los terrenos del aeropuerto. Antes de pertenecer al gabinete capitalino, fue parte del equipo de Felipe Calderón a quien conoció en Harvard; primero fue director general del Seguro Popular y después ocupó la Secretaría de Salud. Dentro del gobierno de la Ciudad de México varios pueden presumir de apartidistas para buscar la candidatura del Frente, pero no se les ve mucha fortaleza al momento de pensar que disputarán el territorio de la capital a morenistas como Claudia Sheinbaum o Ricardo Monreal. Sería interesante ver si dos miembros de la comunidad judía disputan la ciudad.   Columna anterior: Sufrir en el Metro