¿Por qué van a Guanajuato?

No lo piensa dos veces, pareciera que está esperando la pregunta. Tiene una lista de argumentos que emocionado dispara. Es el secretario de turismo del estado referido Fernando Olivera, el “golden boy” del Gobernador Miguel Márquez Márquez. Cuando habla el secretario de la cartera turística en Guanajuato, ¡aguas! Nos había dicho su padre en una ocasión ¡no lo paras! “es como cuando era niño y quería ser futbolista; dictaba de memoria todas las jugadas de la jornada futbolera”. A simple vista el éxito de visitas a esta entidad del bajío consistía en subirse a la ola de logros del cluster automotriz del estado o de la industria agrícola. Si y no. Eran un gran aliciente, pero el triunfo llegó cuando el sector se puso de acuerdo, sobre lo que deseaban y hacia donde iban. Al principio parecía arriesgado apostarle al “Destino Cultural de México” cuando el motivo de viaje por cultura per se en nuestro país es del 3 por ciento. O convertirse en La Capital Gastronómica de Iberoamérica, tomando en cuenta otras entidades del país que tienen platillos afamados a nivel internacional. Enfocados, todo se puede. Hoy solo en la tierra de Diego Rivera tienen certificación gastronómica de la A a la Z. “Pegamos primero y resultó knock out” afirma satisfecho Olivera Rocha. Todo partió de que tenían que ser líderes en alguna categoría, lo planificaron y pueden aportar resultados; este año recibirán 27 millones de visitantes, con un crecimiento en el último trimestre del 16 por ciento. En los últimos cuatro años han ido de 21 mil habitaciones a 27600 llaves de hotel. Tan solo de junio del 2016 a mayo del 2017 construyeron 15 nuevos hoteles. De acuerdo a INEGI, por trimestre manejan de 150 mil a 168 mil empleos directos –dependiendo de las temporadas- son el segundo empleador como sector en el estado, y van después de la industria automotriz –que es cabeza- al aportar 9.4 del PIB a la economía de Guanajuato. Gracias al programa de Excelencia Turística han profesionalizado el sector y medios de comunicación mundial ubican a San Miguel Allende como el mejor destino del mundo y al hotel boutique Villa María Cristina en el top del planeta. Únicos en el tema de ventas del destino por línea, a través de su página, ofrecen más de 247 experiencias en directo. El reto es que al final de su mandato, el 40 por ciento de los hoteles esté en globalizadores para verse en todo el mundo, “otras entidades no tienen ni el 20 por ciento” afirma el secretario de turismo. También han ascendido en temas como destino de bodas, actualmente son líderes de los destinos de ciudades coloniales y segundos en todo el país. La Organización Mundial de Turismo la designó como Modelo en Observatorios Turísticos, además de darles el Premio Mundial de Innovación en Políticas Públicas este año. ¿Y tu por qué irías?   Columna anterior: El juego se llama conectividad y financiamiento

Compartir