FUERZA AÉREA MEXICANA

Fuerza Aérea propone bombardear nubes de Sonora para hacer llover

La Fuerza pretender comenzar el bombardeo los primeros días de julio

Con esto se planea impactar en Sonora un total de dos millones de hectáreas de Sonora con lluvias.
Escrito en NACIONAL el

A partir de los primeros días de julio la Fuerza Aérea Mexicana comenzará bombardear las nubes que se formen en Sonora con yoduro de plata, para aumentar las probabilidades de lluvias y con eso hacer frente a la sequía extrema que se está viviendo en este estado.

El capitán Zacarías Estrada Vega, vocero de la Base Aérea número 18, detalló que ese programa ya se aplicó con éxito en Baja California y se está aplicando en Nuevo León y Sinaloa.

Aclaró que esparciendo el yoduro de plata en las nubes con potencial de lluvia, el pronóstico se incrementa entre un 30 y 40%. Con esto se planea impactar en Sonora un total de dos millones de hectáreas de Sonora con lluvias, además de recargar las cinco cuencas y siete presas del estado.

Para esto, informó que estarán utilizando aviones King Air 350i, equipados por los tanques de yoduro de plata, cada una será tripulada por dos pilotos del ejército y un técnico para manejar el químico y se espera comenzar ya durante la primera quincena de julio.

Pero todo depende del pronóstico meteorológico, ya que las nubes deben cumplir ciertas condiciones para que el yoduro de plata tenga éxito. Aclaró que las nubes se deben atacar cuando estén en la parte de la sierra para que cuando haga efecto el químico llueva dentro del estado y por eso estarán monitoreando la actividad climática del estado. 

Explicó que según los informes de la Comisión Nacional del Agua (Coanuga) la sequía que se vive en Sonora afecta a los 72 municipios, donde 42 de ellos están en sequía extrema y 23 en sequía excepcional, que es la etapa más grave de la medición.

Por eso, dijo, la urgencia de aplicar planes extraordinarios donde se pueda generar que llueva en la región y así lograr que se humedezca la tierra, se recarguen pozos, crezcan los pastizales para alimento del ganado y también obtener más presencia de agua en presas, aguajes y riachuelos, que son fuentes de abastecimiento para las principales ciudades del estado.

Por último, aseguró que este proceso no afecta en nada el medio ambiente y el agua de lluvia que cae mantiene niveles muy por debajo de la norma oficial para contenido de plata, por lo cual es totalmente seguro y comprobado con pruebas científicas en el ejercicio hecho en Baja California.

Por: Gerardo Moreno Valenzuela
alg