PANDEMIA

Ignoran prohibición de plástico; aumenta en pandemia

Especialistas llaman a reducir el empleo de este material, que termina en los peces y luego en los humanos, al consumirlos

FAUNA DE RIESGO. La actividad pesquera puede verse afectada por esta clase de contaminación. Foto: Especial
Escrito en NACIONAL el

La pandemia promovió el empleo de plásticos de un sólo uso, lo que hizo que un mexicano pasara de desechar 45 kilos de PET en 2019 a 65 en 2020, pese a los acuerdos legales que 20 de las 32 entidades del país promulgaron para reducir el consumo de este material, advirtió la organización ecológica Bioax.  

En el mismo sentido, la Organización de las Naciones Unidas también lanzó una alerta, pues aseguró que 75 por ciento de los desechos de la pandemia terminarían en el mar, lo que se suma a las ocho millones de toneladas que acaban en él cada año.

En el caso de los desechos plásticos, éstos vuelven de una manera muy particular a los seres humanos que los producen: a través de nuestra comida.

Aunque en varios estados se promueven jornadas para limpiar las costas –a las que acuden varios voluntarios–, no es suficiente para retirar todos los desechos, pues se calcula que sólo 25 por ciento de la basura en el mar es visible, mientras que la demás se hunde y convive con el ecosistema, mismo que, por adaptación o confusión, integra el plástico a su cadena alimenticia, lo que, al mismo tiempo, nos hace consumidores de microplásticos.

En un estudio elaborado en 2019 por Greenpeace, se detectó que, de 755 peces recolectados en tres zonas pesqueras del país, entre ellas el golfo de California, en Baja California Sur, golfo de México, en Veracruz y el Caribe mexicano en Quintana Roo, 20 por ciento presentó plástico en su estómago e incluso llegaron a hallar hasta 45 piezas en un mismo pez. 

“Se nos olvida que la pandemia no es el único reto que enfrentamos, también está el daño que le provocamos a la fauna”, reveló Nancy Jiménez, especialista del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM.

Por ello, recomendó no abusar de este tipo de materiales y disminuir los residuos con acciones como llevar una bolsa de asa al supermercado, reutilizar las botellas de plástico y evitar tirar basura en las áreas naturales. 

Por Frida Valencia

PAL