LENGUAJE DE SEÑAS

Policías tapatíos aprenden a ayudar con señas a personas con discapacidad

Uniformados de Guadalajara reciben capacitación para atender llamados de auxilio de personas que tienen alguna discapacidad

NACIONAL

·
Uniformados de Guadalajara reciben capacitación para atender llamados de auxilio de personas que tienen alguna discapacidad. Foto: Especial

Un centenar de elementos de la Comisaría de Seguridad Pública tapatía recibieron capacitación para atender a personas con discapacidad y concientizarlos para generar empatía en situaciones de emergencia. Los uniformados de la capital de Jalisco aprendieron las bases del lenguaje de señas en el curso titulado Inclúyete en mi vida.

Entre las prácticas, se les enseñó lenguaje básico con pictogramas y realizaron actividades como si tuvieran una discapacidad, ya sea motriz o sensorial para que entiendan cómo se siente tener una discapacidad.

“Es por derecho que si te encuentras con una persona que no es hablante oralizado debes tratar de empatizar, eso lo marca la Convención de Derechos de Personas con Discapacidad. Y si ellos llegan en una situación de emergencia, o siniestro, ellos pueden entender (al afectado) fácil. Imagínate la desesperación porque te acaban de asaltar y nadie te entiende, nadie te auxilia porque no te entienden”, explicó a El Heraldo de México, Marcela Páramo Ortega, directora de Inclusión.

Guadalajara se convierte, de esta manera, en el primer municipio en llevar a cabo una capacitación en este sentido, para policías.

“Optamos que la capacitación incluyera alternativas de comunicación, porque el lenguaje de señas es un idioma completo. Les enseñamos a través de pictogramas para que ellos tuvieran acceso a un lenguaje universal”, indicó.

Los elementos reconocieron que desconocían lo que enfrenta una persona con discapacidad que es víctima de violencia, ya que no puede expresar su frustración, angustia y desesperación ante el hecho trágico. Los uniformados se mostraron dispuestos a adquirir conocimientos que les hacen más empáticos con la población.

“Interesadísimos, súper felices de que les abriéramos la puerta con esta capacitación y que les enseñáramos un lenguaje más universal. Ellos lo ven útil hasta cuando se hallan con un turista que no habla el idioma español, a través de pictogramas ellos pueden comunicarse. Aprendieron de seis psicodiscapacidades. Vieron muy útil el curso, muchos desconocían totalmente el tema”, señaló.

MAAZ