Reforma de López Obrador sobre pensiones madurará hasta 2030

Los incrementos en la pensión de los trabajadores no serán inmediatos sino paulatinos durante los próximos diez años

Reforma de López Obrador sobre pensiones madurará hasta 2030

Aunque sea aprobada por esta Legislatura, la reforma de Andrés Manuel López Obrador al sistema de pensiones en México se consolidará hasta el año 2030, pues los incrementos en la pensión de los trabajadores no serán inmediatos sino paulatinos durante los próximos diez años.

De acuerdo al proyecto de reforma en la materia que el Ejecutivo envió este viernes por la noche a la Cámara de Diputados, también se precisa que en cuanto sea aprobada por el Congreso se reducirán inmediatamente de mil 250 a 750 semanas de cotización como mínimo para que un trabajador pueda pensionarse, como anunció en julio pasado el Ejecutivo y el sector empresarial.

[nota_relacionada id=1258930]

Sin embargo, cuando fue presentada la reforma no se informó que de 750 semanas de cotización inicial se irán incrementando 25 semanas por año hasta llegar a mil semanas como mínimo, para quedarse así a partir del 2031.

“Dicha disminución será paulatina e iniciará a la entrada en vigor del presente decreto con un requisito de setecientas cincuenta semanas de cotización para obtener dichos derechos. El número necesario de semanas de cotización se irá incrementando gradualmente hasta alcanzar mil semanas de cotización en el año 2031, como se señala en el artículo Cuarto Transitorio”, indica el proyecto.

El documento entregado por la Secretaría de Gobernación a la presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, propone adicionar y derogar diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social y de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro.

Sobre el incremento en la aportación total a la cuenta individual de los trabajadores se especifica que será a partir de 2023, y pasará de 6.5 por ciento más cuota social a 15 por ciento, incluyendo la cuota social, y la aportación patronal se eleva de 5.15 por ciento a 13.87 por ciento, “y la aportación del Estado modifica su composición para beneficiar sólo a los trabajadores de menores ingresos, sin incrementar su monto total”.

“El incremento de la aportación patronal se realizará gradualmente de 2023 a 2030, conforme a la tabla que se incorpora en el artículo Segundo Transitorio, y la recomposición de la aportación del Estado entrará en vigor igualmente en 2030”, precisa.

El tercer cambio fundamental en la reforma es aumentar el monto de la pensión garantizada, que se otorga a los trabajadores que, cumpliendo con los requisitos para gozar de las prestaciones de cesantía y vejez no tienen los recursos suficientes en su cuenta individual para obtener una pensión mayor a dicho monto.

[nota_relacionada id=1259026]

“Es conveniente señalar que el cambio en la determinación y pago de la pensión garantizada es gradual entre 2023 a 2030, al principio del periodo se comenzará a cubrir a quienes tengan setecientas cincuenta semanas de cotización, la edad y el salario que señala el artículo Cuarto Transitorio de la presente propuesta”, aclara.

Por: Iván E. Saldaña

dhfm


Compartir