Va por una curul el "Niño Terremoto"

Jesús Francisco sobrevivió, gracias a la valentía de su abuela, al abrir el vientre de su hija

Va por una curul el "Niño Terremoto"

A 35 años del milagro de sobrevivir entre los escombros del sismo del sismo del 19 de septiembre de 1985, Jesús Francisco busca una diputación federal para ayudar a la gente, tal como a él lo apoyaron en la tragedia.

“Nuestra ciudadanía necesita apoyo, hay que ayudarla, hay que emprender programas de vivienda, programas para madres solteras, ayudar a nuestra gente mayor y a la gente con discapacidad”, afirmó Jesús Francisco, también conocido como el “niño terremoto”.

Aprendió política de la mano de María de los Ángeles Moreno y Jorge Schiaffino, ahora sin sus enseñanzas busca hacerse un camino propio en la capital del país con la corriente “Fuerza Terremoto” dentro del PRI.

El mote de “niño terremoto” lo obtuvo por la forma tan insólita y prodigiosa de nacer en el temblor que sacudió enérgicamente a la Ciudad de México.

El movimiento derribó el edificio ubicado en la Plaza de San Camilito, en Garibaldi, y le arrebató la vida a su mamá Martha, a su papá, tíos y tías, a 24 integrantes de su familia que llegó unos años antes a la capital del país procedente de Jalisco para trabajar como mariachis.

Tres días después del sismo, cuando rescatistas removían los escombros del inmueble encontraron el cuerpo sin vida de Martha abrazando su vientre de siete meses de embarazo, y doña Brenda que observaba la imagen encontró una navaja de rasurar y le abrió el vientre a su hija para ayudar a nacer a Jesús Francisco, pues tenía una corazonada de que el pequeño estaba vivo.

“Yo empecé a nacer el 19 de septiembre de 1985”, platicó Jesús Francisco a El Heraldo de México.

“El hombre que nace al tercer día es bendito por Dios, y yo vengo entre los muertos, porque sobreviví entre los muertos, toda la familia murió, todos estuvieron muertos completamente en ese momento, entonces cuando tú naces entre los muertos es lo más majestuoso, lo más grandioso”, expuso.

Por la voz de doña Brenda, conoce cómo fue su mamá y su familia, porque el sismo le quitó la posibilidad de conocerlos por una imagen y de tener un lugar para llevarles flores. La magnitud de la tragedia obligó al gobierno capitalino a retirar los cuerpos del lugar sin informar en dónde los depositaría.

Del cascajo, las varillas, el polvo y los muebles destrozados resistió una fotografía de Martha, que atesora doña Brenda y que sólo muestra a Jesús Francisco.

“Su rostro se me ha clavado, siento que es la que me cuida. Una cara tierna, de amor, de tranquilidad, en paz”, aseguró.

El amor de Martha para proteger a Jesús Francisco, y la valentía de Brenda de rescatarlo cuando lo creían muerto dentro de su mamá, son la gran lección de vida para él.

“Cuando tu disfrutas la vida, vives al máximo, tienes que vivir tu vida como si fuera el último día, mañana no sabes si amanezcas”, comentó.

El 19 de septiembre es de alegría y tristeza para él y doña Brenda, pero siguen juntos y con una sonrisa en un departamento en la Unidad Tlatelolco.

“Esto cambia la vida, no tienes familia, no tienes tíos, no tienes primos, no tienes nada, y tienes que ir viviendo como Dios te da entender, tienes que ir viviendo a través del mundo, abrirte camino por ti mismo”, dijo con voz pausada y reflexiva. [nota_relacionada id=1248093]

POR PARIS SALAZAR

eadp

Escucha y descarga todos los episodios de ¿Qué fue de…?


Compartir