Destituyen a mandos policiales en Michoacán tras choque con normalistas

NACIONAL

·
Los jefes policiales responsables del operativo implementado la víspera ante un bloqueo de normalistas en la tenencia de Tiripetío, en Michoacán, fueron retirados de sus funciones y son investigados por instancias internas de la Secretaría de Seguridad Pública estatal. Los ahora ex mandos policiales estuvieron a cargo del operativo para desalojar las vías del tren tomadas por estudiantes normalistas, hecho que desencadenó un enfrentamiento donde resultaron lesionados seis policías y un joven, presuntamente de herida de bala. La dependencia confirmó que dejaron sus cargos Fidel Demetrio Barragán y Antonio Paniagua Arce, quienes se desempeñaban como director y subdirector de Seguridad Pública, respectivamente. Ambos estarán fuera de sus responsabilidades en tanto se investigan las circunstancias en que se llevó a cabo la acción operativa, donde tres unidades fueron quemadas y un normalista fue detenido y puesto a disposición de las autoridades. Respecto a los seis policías heridos, tres de ellos requirieron hospitalización por la seriedad de sus lesiones y tres más fueron atendidos en el lugar de los hechos por paramédicos de Protección Civil y la Cruz Roja.

Los normalistas habían iniciado movilizaciones y manifestaciones en demanda del pago de becas pendientes, pero el bloqueo de vías ferroviarias hizo que los cuerpos de seguridad intervinieran.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Juan Bernardo Corona, señaló que los hechos se registraron cuando el personal policial intentaba despejar las vías del tren, lo que provocó que quedaran varadas cuatro locomotoras con mercancía procedente del puerto de Lázaro Cárdenas, una con cargamento de sustancias peligrosas, además de tener dos vehículos retenidos de empresas particulares. Los policías se retiraron tras despejar las vías bloqueadas, sin embargo, regresaron más tarde por otro reporte de que los estudiantes habían incendiado una camioneta de Telmex sobre las vías del tren. Según el secretario, los 75 elementos antimotines que acudieron fueron recibidos por unos 300 jóvenes que los agredieron con piedras, palos, bombas de fabricación casera, cohetones y objetos metálicos. Ante la desventaja numérica, los policías repelieron el ataque con equipo antimotines, “atendiendo al principio de proporcionalidad”, mientras los normalistas, aseguró, quemaban otras dos unidades, de la Comisión Federal de Electricidad y un autobús de la línea Purépechas. Corona admitió en su mensaje que un normalista resultó herido y que requirió atención médica al igual que los seis policías, y aseguró que se investigará la agresión al estudiante para el deslinde de responsabilidades. Con información de Notimex / imágenes Cuartoscuro

Temas