Vacuna contra Covid-19 de Pfizer deberá tener TERCERA dosis para ser EFICAZ

Las farmacéuticas Pfizer y BioNTech quieren verificar si una aplicación extra de la vacuna extiende su protección hasta por un año

Vacuna contra Covid-19 de Pfizer deberá tener TERCERA dosis para ser EFICAZ
Esperan que esta tercera aplicación funcione contra las nuevas variantes. Foto: AFP

El laboratorio responsable de la vacuna de Pfizer, una de las más usadas en todo el mundo, señaló que están llevando a cabo un estudio para determinar si una tercera aplicación puede hacerla más efectiva contra las nuevas variantes del coronavirus.

Cuando se aprobó el uso de su vacuna, la farmacéutica aseguró que se necesitaba de dos dosis, aplicadas con aproximadamente un mes de diferencia, para conseguir una inmunidad. Sin embargo, desde entonces se han realizado varias pruebas más, y en una publicada en la revista médica The Lancet, se comprobó que una sola dosis puede dar hasta un 85 % de efectividad, en la prevención de contagios durante los siguientes 15 a 28 días.

Pero, ahora anunciaron que realizarán una nueva prueba con 144 voluntarios que tiene como objetivo el comprobar si usar una tercera inyección de 6 a 12 meses después, es capaz de ‘reactivar’ el sistema inmune para proteger a los individuos contra las nuevas cepas del SARS-CoV-2.

“Aunque no hemos visto ninguna prueba de que las variantes circulantes provoquen una pérdida de la protección proporcionada por nuestra vacuna, estamos tomando múltiples medidas para actuar con decisión y estar preparados en caso de que una cepa se vuelva resistente a la protección proporcionada por la vacuna”.

La amenaza de las nuevas cepas

Recientemente, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, detectó que las vacunas de Pfizer y Moderna podrían perder su efectividad frente a una de las nuevas variantes del coronavirus.

La publicación reporta una investigación en la que se sometió a diversas muestras de ARN de las mutaciones de COVID-19 de Gran Bretaña y Sudáfrica.

Para el análisis, se tomaron distintas versiones del virus del SARS-CoV-2 diseñadas de forma artificial, pero que replicaban cada una de las nuevas cepas, así como la sangre de 15 personas que habían recibido las dosis completas de las vacunas.

De acuerdo con los datos, ambas vacunas mostraban una efectividad media a alta cuando eran probadas en la cepa inglesa, pero cuando se trataba de la sudafricana su efectividad era mucho menor.

“Nuestra información es consistente en una neutralización más pobre del virus con las mutaciones de la espiga B.1.355 que, con otros sets de mutaciones, y sugiere que el virus con cambios en el sitio de unión al receptor es menos neutralizado que los virus en donde la mutación sucede en la terminal N de la proteína de espiga”.

Es por eso que están buscando si una tercera inyección realmente podría fortalecer las defensas del cuerpo humano contra el coronavirus.

acmg


Compartir