Inversión de polos magnéticos, podría acabar con la vida en la Tierra; te explicamos por qué

La inversión de los polos magnéticos es algo que ya ha sucedido en el pasado, pero no se sabe cuándo vuelva a darse

Inversión de polos magnéticos, podría acabar con la vida en la Tierra; te explicamos por qué
¿Qué pasaría si la Tierra tuviera una inversión en sus polos magnéticos? FOTO: Twitter

El campo magnético de la Tierra no sirve nada más para orientarnos con una brújula, también es una de las características necesarias del planeta que ayudan a que podamos existir aquí.

Nuestro planeta es especial y hasta donde sabemos, es el único planeta que alberga vida. Esta vida existe aquí por una suma de eventos favorables, por ejemplo, que el Sol tenga el tamaño adecuado, que estemos a la distancia correcta de él, que haya agua líquida, que se haya desarrollado una atmósfera con oxígeno y que la Tierra tenga un campo magnético.

Otra de las coincidencias afortunadas de este planeta en el que vivimos, es que su núcleo está formado por materiales magnéticos: hierro y níquel.

¿Qué pasaría si la Tierra tuviera una inversión de sus polos magnéticos? 
FOTO: Twitter

Vivimos en un planeta magnético

La Tierra es como un imán gigante, con un polo norte y un polo sur, pero que además se pueden ir desplazando un poco cada cierto tiempo. Esto pasa debido a que los metales que forman el núcleo están en estado líquido, por esa razón se ve favorecido el campo magnético dinámico.

Ese campo magnético se extiende alrededor del planeta, formando nuestra magnetosfera que es la que detiene los vientos solares. Las pequeñas variaciones en el campo magnético son normales, pero tampoco son raras las variaciones mayores. El riesgo existe en que si son muy fuertes, puede suceder una inversión total de los polos magnéticos: que el norte se vuelva el sur y viceversa.

Ya ha sucedido 

Hace unos 42 mil años hubo un evento de inversión de los polos magnéticos. Las inversiones de campo magnético dejan a la Tierra vulnerable por un tiempo a los rayos cósmicos de los vientos solares, que favorecen la radioactividad.

Esto pudo haber causado que por un tiempo la atmósfera se debilitara: los vientos solares afectan las atmósferas, tal como suponemos que pasó en algún momento en Marte, cuando se quedó sin campo magnético.

Para ser prácticos, esto podría dejar a la Tierra sin Capa de Ozono, causando desastres climáticos y extinción de especies. Lo malo de esta historia es que podría pasar en miles de años o en cualquier momento. 

gka 


Compartir