ORBE

Con ramo de rosas y música punk, así despiden a Angela Merkel

En su fiesta de despedida, le tocaron éxitos de Nina Hagen

MUNDO

·
CONSENTIDA. La saliente canciller fue ovacionada y consentida, una semana antes de dejar el cargo. Foto: EFE

Un ramo de rosas rojas y la música punk de Nina Hagen marcaron ayer la despedida brindada por el Ejército alemán a la canciller Angela Merkel, quien en una semana dejará su cargo y que optó por un adiós musical tan poco convencional como ha sido su estilo de liderazgo.

El desfile nocturno de soldados portando antorchas, el "Zapfenstreich" o "Toque de retreta", plasmó en el patio del Ministerio de Defensa el "fin de la era Merkel". Sus 16 años en el poder terminarán el próximo miércoles, con la investidura del socialdemócrata Olaf Scholz, el vicecanciller de su última gran coalición.

"Quiero agradecer a cuantos han afrontado con todas sus fuerzas la pandemia", afirmó, en dirección a personal sanitario y soldados. Criticó a continuación, en el que seguramente será su último discurso como canciller, "a quienes niegan la evidencia científica y propagan el odio".

Merkel, quien habrá estado 5 mil 860 días en su puesto —10 días menos que el patriarca Helmut Kohl, récord de permanencia en el poder—, pasó del rigor de ese último mensaje al tono irónico en lo musical y la fidelidad a los orígenes.

Sentada junto a la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, la líder escuchó con sonrisas de complicidad "Du hast den Farbfilm vergessen" -"Olvidaste la película en color"-, de Nina Hagen. La exreina del punk estrenó en 1974 esa canción, cuya letra recriminaba a un novio –Micha– que sólo le hizo fotos en blanco y negro porque olvidó el carrete en color.

Hagen era entonces, como Merkel, ciudadana de la República Democrática Alemana (RDA). Dos años después, tras pasar al lado occidental, la cantante le dio a su pieza y a su vida un giro punk.

Hay duda de si Merkel, como otros orientales, escuchaba ese éxito de Hagen del otro lado del Muro.

PAL