FIN DEL MUNDO

Preparacionistas se alistan para el fin del mundo; esperan mega apagón eléctrico y escasez de suministros

En Europa toma fuerza un movimiento que busca estar preparado ante grandes eventualidades, como la actual pandemia

MUNDO

·
Con el COVID-19, se ha notado una escasez en los productos. Foto: Especial

La pandemia de COVID-19, que actualmente se recrudece en gran parte del planeta, avivó un movimiento que busca anticiparse a emergencias como fenómenos naturales: se trata de los preparacionistas. Ahora sus dos principales preocupaciones son un posible mega apagón eléctrico, y la escasez de alimentos y productos básicos. 

Durante la Guerra Fría, los preppers tuvieron su auge ante el temor de un conflicto atómico, por lo que se crearon bunkers en sótanos con comida enlatada y agua, después tuvieron una segunda ola a principios de siglo, en 2000 se esperaba un gran fallo de los sistemas computacionales con el cambio de milenio, y en 2012 con el supuesto fin del mundo que anticipaba la profecía maya.

Ahora, con una pandemia que está por llegar a su segundo año, la inflación y escasez de productos, los preparacionistas tomaron un nuevo aire. 

Bajo el lema "Cuanto más sabes, menos necesitas", la Escuela Española de Supervivencia ofrece talleres para, por ejemplo, producir fuego con energía mecánica, lumínica, eléctrica y química; localizar, filtrar y potabilizar agua; conservar alimentos y defensa personal.

Para el grupo Preppers y Bushcraft, ser preparacionista no es estar loco, sólo ser precavido y se están alistando ante un "mega apagón". Ellos recomiendan tener cubiertas al menos las necesidades básicas familiares por dos semanas, reserva de pilas, velas, agua potable y conservas.

En el contexto de precios récord de la energía eléctrica en Europa, los preppers del viejo continente temen un apagón a gran escala el próximo invierno que podría derivar en un "caos social", por lo que llaman a tener en casa frutos secos, alimentos deshidratados y granos.

En Estados Unidos, el movimiento va de la mano con el uso de armas, las acopian y son diestros en su uso. La agrupación American Preppers Network recomienda practicar tiro.

También hay grupos que se dedican a almacenar comida deshidratada, en las populares plataformas por internet se venden los kits de emergency food con raciones de barras altas en calorías o sobres de guisos que duran hasta 25 años, pero son costosas; un kit con 170 porciones de comida cuesta ocho mil 600 pesos.

Además, se aconseja comprar envasadoras al vacío ante el escenario de que en una emergencia podría no haber electricidad para usar un refrigerador.

Para los preppers, el acaparamiento ante una crisis no es la salida, porque muestra falta de preparación y no saber qué hacer; por eso prefieren almacenar "poco a poco", como "hormiguitas".

CAR