COVID-19: ¿Cómo disminuir el RIESGO de contagio en el coche? Esto dicen los EXPERTOS

Un nuevo estudio ofrece algunas ideas tanto para conductores de autos privados, así como para usuarios de taxis o de servicios como Uber, Cabify, Lyft, entre otros

COVID-19: ¿Cómo disminuir el RIESGO de contagio en el coche? Esto dicen los EXPERTOS
Científicos estudian los riesgos de la COVID-19 en autos. FOTO: AFP

A más de un año después de que el coronavirus se comenzó a expandir por el planeta y de que su propagación cambió radicalmente la forma de vida de los humanos, ya se cuenta con una gran cantidad de información para contener esta enfermedad, principalmente acerca de los lugares a evitar por ser los que presentan mayores riesgos de contagio.

Sin embargo, la comunidad científica no le ha prestado tanta atención a otro elemento del día a día de las personas: el automóvil. ¿Qué tanto riesgo hay de contraer la enfermedad en este espacio?

Si bien es cierto que un auto normal no transporta suficientes personas como para provocar un evento de gran propagación, los coches también tienen sus riesgos: son espacios pequeños y sellados que hacen que la sana distancia sea imposible, además de que en ellos quedan atrapados los aerosoles, las diminutas partículas transportadas por el aire que pueden transmitir el coronavirus.

“Aunque te cubras el rostro de alguna manera, de todos modos expulsas aerosoles diminutos cada vez que respiras. Y si es una cabina cerrada, entonces sigues expulsando estas partículas diminutas y, naturalmente, se acumularán con el tiempo”, afirmó Varghese Mathai, físico de la Universidad de Massachusetts.

FOTO: AFP

Debido a ello, y con el objetivo de buscar soluciones para disminuir los riesgos de contagio en automóviles, Varghese Mathai, así como Asimanshu Das, Jeffrey Bailey y Kenneth Breuer, de la Universidad de Brown, realizaron un estudio en el que usaron simulaciones computarizadas para mapear cómo fluyen las partículas llenas de virus por el interior de un vehículo.

El equipo realizó una simulación en la que un auto transportaba dos personas, un conductor en el asiento delantero y un pasajero en el asiento trasero de la derecha. Como resultado, hallaron que el aire que circula dentro de la cabina suele fluir de la parte trasera del auto hacia adelante.

Luego, de acuerdo con The New York Times, modelaron el flujo de aire interno y el movimiento de aerosoles simulados con diferentes combinaciones de ventanas abiertas o cerradas (en todos los casos el aire acondicionado estaba encendido).

Cuando todas las ventanas estaban cerradas aproximadamente el 8% o 10% de los aerosoles expelidos por una de las personas en el auto llegaba a la otra persona, según la simulación. En cambio, cuando todas las ventanas estaban completamente abiertas, el flujo de aire fresco sacó muchas de las partículas aéreas del auto; solo de 0,2 a 2 por ciento de los aerosoles simulados viajaron entre el conductor y el pasajero.

¿Cómo disminuir el riesgo de contagio en el coche? 

Debido a que no siempre es viable tener abiertas todas las ventanas del auto, en especial en invierno, los especialistas moldearon otras opciones y descubrieron que la mejor solución es que tanto el conductor como el pasajero abrieran las ventanas opuestas a cada persona.

Es decir, el pasajero que está sentado en la parte trasera derecha debía abrir la ventana de su izquierda, mientras que el conductor abriría la ventana de su derecha

“Es como una cortina de aire. Empuja todo el aire que exhala el pasajero y también crea una región de corriente de aire fuerte entre el conductor y el pasajero”,  explicó Mathai.

En un estudio de seguimiento que aún no se publica, Mathai descubrió que abrir las ventanas a la mitad parecía ofrecer el mismo beneficio que abrirlas totalmente, mientras que bajarlas solo un cuarto era menos eficaz.


Compartir