Mujer lleva cadáver en silla de ruedas al banco; lo hace pasar por vivo para cobrar su pensión

Una mujer brasileña llevó a un anciano que había fallecido 12 horas antes hasta una sucursal bancaria, con el objetivo de retirar el dinero de su pensión

Mujer lleva cadáver en silla de ruedas al banco; lo hace pasar por vivo para cobrar su pensión
El hombre de 92 años tenía 12 horas de haber muerto. FOTO: Pixabay

La historia de una mujer que llevó el cadáver de un anciano que ya había fallecido hasta una sucursal bancaria, con el objetivo de cobrar su pensión, dio la vuelta al mundo tras darse a conocer en los medios brasileños, los cuales no daban crédito a tan inusual historia.

El increíble episodio ocurrió en la ciudad brasileña de Campinas, en donde una mujer llamó por teléfono a un banco para solicitar un servicio; ella explicó que había perdido la contraseña de la cuenta bancaria de su supuesto compañero, un hombre viudo de 92 años.

Ante esta solicitud, la entidad bancaria le informó que era necesario que el hombre se presentara en la sucursal personalmente, por lo que la mujer accedió. Fue así que, de acuerdo con el portal G1, la mujer acudió al banco y llevó el cuerpo del hombre, quien ya había fallecido, en una silla de ruedas.

Trabajadores descubren que el hombre había muerto

Este insólito hecho ocurrió a principios del mes de octubre, y el portal G1 de brasil informó que la mujer se presentó a la sucursal acompañada del viudo de 92 años, a quien trasladaba en una silla de ruedas, sin embargo el hombre ya había fallecido horas antes.

Durante el intento infructuoso de la mujer por realizar de manera rápida los trámites del cobro de la pensión, los trabajadores del banco notaron algo raro en el sujeto, al cuestionarle a la mujer ella explicó que el viudo no se encontraba bien.

Lo que no cantaba es que los propios trabajadores decidieron llamar a los bomberos, quienes al llegar descubrieron que el hombre estaba muerto. De acuerdo a los resultados de la autopsia aplicada al anciano, el hombre de 92 años tenía 12 horas de haber muerto.

De acuerdo con el medio informativo la mujer explicó a las autoridades que ella había sido la compañera del señor durante muchos años “pero no tenía autorización para mover o alterar la cuenta", declaró uno de los trabajadores del banco, quien además agregó que se investigarían las verdaderas intenciones que motivaron a la mujer a querer cobrar la pensión. 


Compartir