Mexicano atrapado en Wuhan, China pide ayuda

Mexicano atrapado en Wuhan, China pide ayuda
Mexicano atrapado en Wuhan, China pide ayuda
Mexicano atrapado en Wuhan, China pide ayuda

El arquitecto mexicano Jesús Daniel Stamatis quien se encuentra varado en la ciudad en Wuhan, China, pidió auxilio a los gobiernos de Estados Unidos y México para poder abordar un vuelo, pero sólo le dijeron que lo mantienen en lista de espera, a pesar de que el presidente chino, Xi Jinping advirtió que el virus se aceleró.

Yo le doy 50% de veracidad al virus, nadie sabe qué onda, hay muchas versiones sobre de qué se trata el virus", indicó Stamatis a El Heraldo de México.

Sin embrago, no es el único que se encuentra varado, dos chihuahuenses, Martín Enrique Gutiérrez y Reydesel Morales, se mantienen bajo cuarentena en la ciudad de Wuhan, China.

Ellos forman parte de los cinco mexicanos que se encuentran en la ciudad afectada por casos del coronavirus, junto a otros dos más de la CDMX, debido a que se encontraban en una capacitación de la empresa para la que trabajan.

Todos ellos cumplieron ayer su cuarto día sin salir en el hotel donde están resguardados, el cual no han podido abandonar desde el pasado viernes para comprar víveres en supermercados cercanos. 

En tanto, Stamatis de 36 años, nacido en Guadalajara, solicitó desde el sábado pasado ayuda a las autoridades vía redes sociales y ha buscado que el gobierno de Estados Unidos lo incluya en un avión que pretende enviar este martes para evacuar a ciudadanos estadounidenses.

Yo veo una pequeñísima ventana, una ligera oportunidad, lejos de ser la prioridad para nadie, para que me den oportunidad de subirme a uno de esos aviones con mi visa americana", argumentó.

Sin embargo, el embajador Christopher Landau respondió ayer en su cuenta de Twitter que es muy difícil incluirlo en el vuelo que el gobierno norteamericano enviará, aunque no descartó que haya una oportunidad.

"Las autoridades de USA saben de tu situación. Por ahora parece que hay más ciudadanos USA que asientos en el avión, pero eso puede cambiar de un momento para el otro. Nos quedamos en contacto. ¡Ánimo!", respondió Landau.

ALISTAN REFUGIO. Algunas personas realizan compras en supermercados. Foto: Reuters

Daniel Stamatis, dedicado a la arquitectura en bambú, dijo que está al 100% de salud y en caso de requerir un médico puede ir al hospital de la Huazhong University of Science and Technology (HUST), donde realiza un doctorado, aunque señaló que está muy saturado.

No creo que vayan a enviar un avión los de mi querido gobierno para salvarme a mí. Así que aprovechando el envío de un avión de Estados Unidos busco aprovechar que me incluyan”, dijo Stamatis en el informativo Heraldo Fin de Semana.

Daniel vive desde 2012 en China. Nunca vio algo similar. Nadie entra ni sale de Wuhan por la cuarentena. No funciona ningún servicio de transporte. Es obligatorio usar mascarilla (similar al cubrebocas) en la calle, así como en espacios concurridos.

Todo está cerrado excepto los supermercados, los cuales están a tope de compradores.

"Hay comida, pero ¿cuánto puede durar si algo así continuara semana con semana?", comentó el mexicano quien busca mantener una actitud positiva a pesar de que no mejora la situación.

Adicionalmente, en entrevista para Sofía García y Alejandro Sánchez en Informativo El Heraldo Fin de Semana, Viridiana, mexicana que vive en Tianjín, China, dijo que en esa urbe no hay cuarentena como ocurre en más de 10 ciudades, no obstante el gobierno de china reforzará todas las medidas preventivas.

"Hay una comunidad de mexicanos en contacto en esta ciudad. Ahorita sí podemos salir de China, pero no es tan fácil porque aquí tenemos ya nuestra vida", añadió la mexicana.

ALERTA NACIONAL. Las calles de Wuhan permanecen solitarias debido al coronavirus. Foto: AFP

En tanto, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que "la embajada y consulados en China (están) muy activos para apoyar a los mexicanos en la actual contingencia sanitaria". [nota_relacionada id=835390]

Con información de Lesliee Medina y Federico Guevara.

Por Gerardo Suárez

eadp


Compartir