Sebastián Piñera pide dejar tibiezas

MUNDO

·

Luego de una jornada de disturbios que causaron pánico en zonas exclusivas de Santiago, el presidente chileno Sebastián Piñera llamó a los cuerpos policiales a enfrentar "sin tibieza" a un "enemigo poderoso e implacable", al que culpa de la violencia durante el estallido social que ha sacudido al país por más de 40 días.

Las manifestaciones, detonadas por un alza en el precio del transporte, han dejado al menos 26 muertos, miles de heridos y detenidos, además de cuantiosos daños materiales por saqueos, incendios y destrozos a infraestructura pública y privada.

No hay que dejar espacio ni a la tibieza ni a la ambigüedad (...), estamos enfrentando un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie", señaló el mandatario en un acto de graduación de policías.

El mandatario conservador afirmó que ese enemigo, sin identificarlo, actúa "con una planificación profesional y con una maldad sin límites".

La legislación actual no es suficiente para combatir a los encapuchados, saqueadores, vándalos, ni a los que hacen barricadas u obstaculizan el tránsito, muy común durante las recientes manifestaciones, dijo Piñera.

La noche del martes fue particularmente violenta, con 99 "eventos graves" y 915 personas detenidas.

El gobierno chileno se reunió ayer por primera vez con organizaciones sociales, sin que todavía se traduzca en un camino más concreto de negociación efectiva para desactivar una crisis que golpea fuerte a la economía chilena.

INTERVIENE BANCO CENTRAL

El mercado cambiario volvió a mostrar su nerviosismo y ayer el peso chileno batió un mínimo histórico al cerrar a 828.36 por dólar.

En respuesta, el Banco Central salió al rescate anunciando una intervención por hasta 20 mil millones de dólares desde diciembre hasta mayo de 2020.

Y mientras el gobierno intenta avanzar en acuerdos políticos y maniobra para proteger la economía, los ataques contra comercios se repitieron en varios puntos de Santiago y otras ciudades, donde grupos de personas —en su mayoría con antecedentes penales, según fuentes judiciales—, continuaban irrumpiendo en locales y supermercados.

El clima de agitación provocó la suspensión del evento deportivo campeonato del Mundial de rally de 2020 para abril.

Con información de agencias AFP y REUTERS

Por Redacción de El Heraldo de México

eadp