Theresa May formará nuevo gobierno con apoyo de Irlanda del Norte

MUNDO

·
La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, anunció que formará un nuevo gobierno para llevar a cabo el Brexit, pese a haber perdido la mayoría absoluta conservadora en unas elecciones tras las cuales se multiplicaron los llamamientos a su dimisión.
Acabo de ver a su majestad la reina y ahora formaré gobierno, un gobierno que pueda proporcionar certezas y conducir a Reino Unido hacia adelante en este momento crítico para nuestro país", dijo al término de un breve encuentro con Isabel II, a quien pidió oficialmente la autorización para formar un nuevo ejecutivo.
Theresa May permanece en el poder con el apoyo parlamentario de los unionistas del Ulster, después de que su apuesta por reforzar su mandato fracasase al perder la mayoría absoluta en los comicios del jueves. A diez días del comienzo de las negociaciones sobre la salida británica de la Unión Europea (UE) o "Brexit", el plan de May de ampliar la mayoría en la Cámara de los Comunes se desmoronó tras sacar 318 escaños, ocho menos de los 326 necesarios para gobernar en solitario sin el respaldo de otras formaciones. Ante este inesperado escenario político, nada calculado por la política conservadora cuando en abril pasado adelantó las elecciones, May contará con la ayuda en los Comunes del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte (DUP), que obtuvo diez escaños, pero sin llegar a formar con esa formación una coalición de Gobierno. May ve ahora debilitada su posición en las negociaciones con Bruselas, que empezarán en el calendario previsto, el próximo día 19, según lo confirmó al anunciar la formación del Gobierno.
Este Gobierno guiará al país en estas conversaciones cruciales del 'Brexit' que empezarán en diez días y cumplirá la voluntad del pueblo británico de sacar al Reino Unido de la UE".
May anunció que sus ministros clave, incluidos el de Finanzas, Philip Hammond, el de Exteriores, Boris Johnson, y el del Brexit, David Davis, conservarán su cargo en el nuevo ejecutivo.

En la cuerda floja

Tras las negociaciones pertinentes, May se someterá a una moción de confianza en el Parlamento. De no superarla, posiblemente presentará su dimisión y la reina invitará entonces al líder del primer partido de oposición, el laborista Jeremy Corbyn, a formar ejecutivo. Los laboristas, que obtuvieron 261 diputados, podrían lograr el apoyo de los Liberal Demócratas y los nacionalistas escoceses. El cataclismo conservador prolonga el año turbulento de la política británica desde que el país votó inesperadamente a favor de la salida de la Unión Europea en junio de 2016.

Conservadores británicos ganan elección, pero pierden mayoría absoluta

May dijo que sólo los conservadores son capaces de garantizar la estabilidad que necesita el Reino Unido en tiempos difíciles. Sin embargo, figuras de su partido, como la exministra Anna Soubry, habían considerado que May debía pensar en una renuncia debido a que se "encuentra en una situación muy difícil". El exministro de Finanzas conservador George Osborne dijo que "es totalmente catastrófico para los conservadores y para Theresa May". Con información de EFE, AFP y REUTERS