Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente

Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
Qatar, un nuevo falso enemigo surge en medio oriente
 

Catar denunció como "injustificada" este la ruptura de las relaciones diplomáticas anunciada por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, y acusó a sus vecinos de querer ponerlo bajo tutela. 


 

Cronología de la crisis en Catar

 
 
https://twitter.com/AJEnglish/status/871718168129089538  

Estas son los principales hechos que condujeron a la crisis sin precedentes entre Catar y sus vecinos del Golfo:

 
  • 20 de mayo: Catar se queja de una campaña "falaz" en la que se acusa al país de "apoyo" al terrorismo, antes de una visita del presidente estadounidense Donald Trump a Arabia Saudí.
 
  • 21 de mayo: el emir de Catar, jeque Tamim ben Hamad Al Thani, se entrevista a solas con Trump en Riad.
 
  • 24 de mayo: Catar anuncia que su agencia de prensa ha sido "pirateada por una entidad desconocida" y que se han atribuido "falsas" declaraciones a su emir. Las declaraciones se refieren a Irán, el Hezbolá, Hamas y los Hermanos Musulmanes, y son rápidamente reproducidas por los medios del Golfo pese a los desmentidos de Doha, que decide abrir una investigación.
 
  • 25 de mayo: "Catar divide a los árabes", titula el diario emiratí Al Bayan, mientras que el saudí Al Hayat afirma que las declaraciones atribuidas al jeque Tamim provocaron "indignación a gran escala".
 
  • 25 de mayo: el ministro catarí de Exteriores, jeque Mohamed ben Abderrahman Al Thani, denuncia una "campaña mediática hostil al Estado de Catar", a la que "hará frente" el emirato.
 
  • 2 de junio: una fuente oficial en Doha indica que investigadores del FBI estadounidense ayudan a Catar a determinar el origen de un presunto "pirateo" de su agencia de prensa oficial.
 
  • 5 de junio: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto rompen sus relaciones diplomáticos con Catar, acusado abiertamente de apoyar el "terrorismo".
 
  • Yemen también anuncia la ruptura de relaciones con Catar, que hasta la fecha participaba en la coalición árabe que opera en ese país. Acusa a Doha de tener vínculos con los rebeldes hutíes proiraníes y de apoyar a los grupos yihadistas.
 
  • Las consecuencias son, además de la ruptura de relaciones diplomáticas, el cierre del espacio aéreo para los vuelos de la compañía aérea catarí, el cierre de la frontera terrestre de Arabia Saudí con Catar, la prohibición a ciudadanos saudíes, emiratíes y de Bahréin de viajar a Catar, y la exigencia a los cataríes residentes en Arabia, Emiratos y Bahréin que abandonen en un plazo de 14 días estos países.

Sólo se permite a los peregrinos de Catar acudir a los lugares santos musulmanes en Arabia Saudí.

    [caption id="attachment_24218" align="aligncenter" width="3500"]Jeque Tamim bin Hamad al-Thani Emir de Catar, Jeque Tamim bin Hamad al-Thani. REUTERS/Hamad I Mohammed/File Photo[/caption]  

 

La ruptura de los Emiratos Árabes con Catar, un acto injustificado

    Catar denunció como "injustificada" este lunes la ruptura de las relaciones diplomáticas anunciada por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto y acusó a sus vecinos de querer ponerlo bajo tutela.  

Estas medidas son "injustificadas" y "sin fundamento", reaccionó el ministerio de Relaciones Exteriores de Catar en un comunicado.

Se han tomado "en coordinación con Egipto" y tienen un "objetivo claro: poner al Estado [de Catar] bajo tutela, lo que comporta una violación de su soberanía" y es "totalmente inaceptable", agregó.

 

Expresando "su profundo pesar y su sorpresa", el ministerio catarí denunció "una campaña hostil, fundada en mentiras [...] que prueba una premeditación para perjudicar al Estado" de Catar.

Catar, miembro del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), "respeta la soberanía de los otros Estados, no interfiere en los asuntos de los demás y lucha contra el terrorismo y el extremismo", añadió el ministerio de Relaciones Exteriores. Catar "tomará las medidas necesarias para frustrar las tentativas de perjudicar a su población y a su economía", precisó, refiriéndose a las posibles consecuencias del cierre de las fronteras terrestres y marítimas y del espacio aéreo por parte de sus tres vecinos. Varios países árabes rompieron este lunes sus relaciones diplomáticas con Catar, frecuentemente acusado de laxismo en la lucha contra la financiación del terrorismo, acusaciones que refuta este pequeño y rico emirato del Golfo.  
https://twitter.com/realDonaldTrump/status/872084870620520448  

Apoyo a islamistas

  Desde la emergencia de Catar en los escenarios regional e internacional a fines de los años 1990, el rico emirato gasífero, aliado de Estados Unidos, ha alentado el desarrollo de movimientos islamistas, que apoyó directa o indirectamente en los países donde tuvo lugar la Primavera árabe. Catar es considerado uno de los principales financiadores de los Hermanos Musulmanes en Egipto y de grupos afines a esta cofradía en los países vecinos, en especial Siria, Libia y Túnez.  

Catar fue uno de los principales apoyos del expresidente islamista egipcio Mohamed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes, derrocado en 2013 por el exjefe de las fuerzas armadas y actual presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi. Desde entonces ambos países mantienen relaciones muy tensas.

Luego, bajo la presión de otras monarquías del Golfo, Catar ha atemperado las críticas contra Sisi.

  Catar acoge a dirigentes de primer plano de los Hermanos Musulmanes, cofradía calificada de "terrorista" por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, como es el caso de Yusef al Qaradaui, considerado uno de sus jefes espirituales. El exdirigente del movimiento islamista Hamas palestino, Jaled Mechaal, también se encuentra en Catar. Además, los talibanes afganos tienen allí una oficina.   [caption id="attachment_24232" align="aligncenter" width="996"]Horda de hermanos musulmanes de Egipto; @Reuters. Horda de hermanos musulmanes de Egipto; @Reuters.[/caption]  

Catar y el financiamiento del terrorismo

  Catar es acusado regularmente de cierto laxismo en la lucha contra la financiación a través de fondos privados de organizaciones "terroristas", acusaciones que rechaza con firmeza. En 2010, una nota diplomática estadounidense, revelada por Wikileaks, calificó a Catar como el "peor en la región" en lo referente a la cooperación con Washington para cortar la financiación de grupos extremistas. Tras el atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo, en París en enero de 2015, varios responsables políticos franceses acusaron a Catar de connivencia. Nuevas sospechas llegaron esta vez de Estados Unidos en 2016: un alto responsable del Tesoro norteamericano afirmó que Catar, como Kuwait, "carece aún de voluntad política necesaria y de la capacidad para aplicar sus leyes contra la financiación de organizaciones terroristas". Sin embargo, días más tarde Estados Unidos elogió sus "esfuerzos positivos" para cortar la financiación a yihadistas y luchar contra el grupo Estado Islámico (EI).  
[caption id="attachment_24240" align="aligncenter" width="5184"]Decenas de personas acudieron a la Embajada de Francia en México a expresar su solidaridad luego del ataque perpetrado dentro de la redacción de la Revista Charlie Hebdo. FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO.COM Decenas de personas acudieron a la Embajada de Francia en México a expresar su solidaridad luego del ataque perpetrado dentro de la redacción de la Revista Charlie Hebdo. FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO.COM[/caption]
https://twitter.com/Charlie_Hebdo_/status/552773881283764224
Este fue el último mensaje del semanario antes del atentado el 7 de enero de 2015, en París, Francia, donde murieron 12 personas.


Al Jazeera, el controvertido portavoz de Catar.

 
  La cadena de televisión Al Jazeera, fundada hace más de 20 años por el gobierno de Catar, tiene unas 80 oficinas en todo el mundo y emite en varios idiomas. Fue considerada la caja de resonancia de los movimientos de la Primavera árabe. Pero sus detractores consideran su línea editorial demasiado favorable a los islamistas, y ven en ella un instrumento a favor de la diplomacia de Catar. En 2014, tres de sus periodistas en Egipto fueron condenados a severas penas por haber "falsificado informaciones" de apoyo a los partidarios del presidente islamista Mursi. En abril de 2016, las autoridades iraquíes cerraron la oficina de Al Jazeera en Bagdad a causa de una cobertura considerada favorable al grupo yihadista sunita EI, y hostil a la mayoría chiita del país. En el pasado, la cadena ya tuvo problemas con los regímenes árabes, a los que irritaba por una cobertura considerada impertinente o sesgada. Washington la presentó como un portavoz de los grupos extremistas. Sobre todo, porque el antiguo jefe de Al-Qaida, Osama bin Laden, le reservaba a Al Jazeera lo esencial de sus mensajes.  
[caption id="attachment_24246" align="aligncenter" width="3888"]El escritor Homero Aridjis y colaboradores de la agencia de noticias Al Jazeera protestaron a las afueras de la Embajada de Egipto, exigiendo la liberación de periodistas de Al Jazeera encarcelados en Egipto y detenidos el pasado 29 de diciembre. FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO.COM El escritor Homero Aridjis y colaboradores de la agencia de noticias Al Jazeera protestaron a las afueras de la Embajada de Egipto, exigiendo la liberación de periodistas de Al Jazeera encarcelados en Egipto y detenidos el pasado 29 de diciembre.
FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO.COM[/caption]

 

La caída del petróleo por las tensiones en el Golfo

  El precio del petróleo terminó en baja el lunes en Nueva York, con un mercado que evaluaba el eventual impacto en la producción de las tensiones en el Golfo entre Arabia Saudita y sus aliados por un lado, y Catar por el otro. El precio del barril de "light sweet crude" para entrega en julio perdió 26 centavos, a 47,40 dólares en el New York Mercantile Exchange(Nymex). Hacia las 16H00 GMT, el barril de crudo Brent del mar del Norte para entrega en agosto se vendía a 49,22 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, o sea, con una caída de 73 centavos respecto al cierre del viernes.  

"El mercado dio marchas y contramarchas a raíz de la cuestión de la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar", sostuvo Phil Flynn, de Price Futures.

El mercado subió inicialmente en los intercambios electrónicos que preceden a la sesión, "porque había pánico en la bolsa catarí y ello podía haber conducido a problemas de suministro", detalló Flynn. Catar, muy rico en gas, apenas representa el 2% de la producción de la OPEP y menos del 1% de la producción mundial de crudo, pero esta crisis tiene lugar en un contexto de tensiones entre los dos rivales regionales, Arabia Saudita e Irán. Los países de la OPEP, incluidos Arabia Saudita e Irán, están comprometidos a reducir la oferta hasta marzo de 2018 para reducir la sobreoferta mundial de crudo y hacer subir los precios.  
[caption id="attachment_24254" align="aligncenter" width="2480"]El buque de transporte catarí DUHAIL. REUTERS El buque de transporte catarí DUHAIL. REUTERS[/caption]
 

 

Estados Unidos y la venta de armamento en Arabia Saudita

  Estados Unidos aprobó este lunes dos grandes contratos militares por un total superior a los 1.400 millones de dólares tras prometer a Arabia Saudita una gigantesca asistencia militar para contrarrestar cualquier amenaza proveniente de Irán. El mes pasado, durante su primer viaje al exterior, el presidente de Estados Unidos Donald Trump visitó el Reino y prometió a sus dirigentes acceder a un paquete de armamento y entrenamiento estimado en 100.000 millones de dólares. Según autoridades en Washington casi un tercio de ese total correspondió a contratos, aprobados por la anterior administración de Barack Obama. Poco después se firmó un acuerdo por el cual el Departamento de Estado de Estados Unidos autorizó a la Marina saudí a comprar un paquete de capacitación por 250 millones de dólares a Kratos Defense and Security Solutions de San Diego. Este lunes, los saudíes consiguieron el visto bueno para un contrato por 750 millones de dólares para entrenar a su fuerza aérea. Además, el reino gastará 662 millones de dólares en 26 sistemas de radar de mediano alcance AN/TPQ-53(V) que pueden localizar las baterías enemigas de mortero y misiles. Lockheed Martin venderá los sistemas y contratistas estadounidenses proporcionarán apoyo logístico y formación a las fuerzas armadas saudíes. Durante el viaje de Trump a Riad, el secretario de Estado Rex Tillerson dijo que el acuerdo apunta a consolidar la seguridad a largo plazo de los socios de Washington en la región del Golfo. Citó en particular "la maligna influencia iraní y las amenazas relacionadas con Irán en las fronteras de Arabia Saudita". Pero la unidad de los aliados del Golfo se puso en entredicho el lunes, tras estallar un conflicto entre Catar y sus vecinos sobre el presunto apoyo del Emirato a grupos proiraníes. Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos, Yemen y las Maldivas se unieron a Arabia Saudita y a Egipto para romper relaciones con Catar, que alberga la base aérea más grande de Estados Unidos en la región. https://twitter.com/RexTilllerson/status/871734571083202560  
 

Donald Trump, un aliado inconveniente para Catar

    El presidente estadounidense Donald Trump estimó este martes que el aislamiento de Catar marcará "posiblemente el principio del fin del horror del terrorismo", indicando que "todos los elementos apuntan hacia Catar" en el financiamiento del extremismo islamista. Los países del Golfo advirtieron "que adoptarán una línea dura contra el financiamiento del extremismo y todos los elementos apuntan hacia Catar", escribió Trump en su cuenta de Twitter. "Posiblemente esto será el principio del fin del horror del terrorismo", añadió en referencia a la decisión de Arabia Saudita y otros países de la región de aislar a Catar. Este país árabe está acusado por sus detractores de establecer vínculos con las redes yihadistas de Al Qaeda y el grupo Estado Islámico, así como con los Hermanos Musulmanes, considerados como "terroristas" por algunos países de esa región. Más temprano este martes, en otro mensaje en Twitter, Trump había vinculado su discurso contra el islamismo radical a la crisis con Catar.  
[caption id="attachment_24224" align="aligncenter" width="3500"]Abdullah II, Salman bin Abdulaziz Al Saud, Donald Trump, Mohammed bin Zayed al-Nahyan y Tamim Bin Hamad Al-Thani en Arabia Saudita. REUTERS/Jonathan Ernst Abdullah II, Salman bin Abdulaziz Al Saud, Donald Trump, Mohammed bin Zayed al-Nahyan y Tamim Bin Hamad Al-Thani en Arabia Saudita. REUTERS/Jonathan Ernst[/caption]
 

"Durante mi reciente viaje a Medio Oriente afirmé que el financiamiento de la ideología radical debía cesar. Los dirigentes apuntaron a Catar - y miren!", escribió el presidente en su cuenta de Twitter.     En Catar se ubica la base aérea estadounidense más grande de la región, sede del comando militar norteamericano encargado de Medio Oriente, y donde están estacionados unos 10.000 de sus soldados. Esta base es crucial para la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI) en Siria e Irak impulsada por la coalición internacional que encabeza Estados Unidos y en la cual Doha está integrada.  

El llamado a la paz

El ministerio de Relaciones Exteriores de Catar llamó este martes al diálogo e insistió en que el vínculo con Estados Unidos iba a seguir siendo fuerte, pese a la tormenta diplomática después de que Arabia Saudita y sus aliados rompieran las relaciones acusando al país de "terrorismo".
En un discurso difundido por la cadena Al-Jazeera, el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamed bin Abdul Rahman Al Thani, llamó "a un diálogo abierto y honesto" para resolver la crisis. El lunes, Arabia Saudita y en sintonía Baréin, Emiratos, Egipto, Yemen y las Maldivas cortaron las relaciones con Catar por acusaciones de que el país apoyaba al "terrorismo". Doha ha negado estas acusaciones, que han desatado la peor crisis diplomática que ha afectado a la región en varios años. Como consecuencia de la decisión de Riad, Catar fue expulsado de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita que apoya al gobierno de Yemen en el conflicto con los rebeldes. Abdul Rahman insistió en que no va a haber una "escalada" por parte de Doha, que es desde hace tiempo un aliado importante de Washington. El lunes, Estados Unidos tuvo una reacción comedida e invitó a los países del Golfo a permanecer "unidos". Pero desde hace tiempo Washington observa con creciente sospecha los supuestos vínculos de Doha con grupos como la organización islamista palestina Hamas y los Hermanos Musulmanes.  

"Nuestra relación con Estados Unidos es estratégica", dijo Abdul Rahman. "Hay cosas en las que no concordamos, pero nuestras áreas de cooperación superan con creces las de discordia", agregó sin dar detalles.   

Estados Unidos tiene una gran base aérea en Al Udeid, al suroeste de Doha, donde están estacionados 10.000 de sus soldados y que es crucial en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.
 
 

 

En peligro la Copa del Mundo que se llevaría a cabo en Catar en 2022

  https://twitter.com/CBSSportsSoccer/status/871814132483457024 La crisis diplomática desatada en el Golfo podría afectar la organización de la Copa del Mundo de fútbol de 2022 en Catar, aseguraron varios expertos este lunes. Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Egipto y Yemen rompieron este lunes sus relaciones diplomáticas con Catar, al que acusan de apoyar a los grupos extremistas "que quieren desestabilizar la región". Una de las áreas que podrían verse afectadas por esta decisión es la organización del Mundial de fútbol, una de las mayores competiciones deportivas del mundo, programada en Catar para dentro de cinco años. "Es un gran aumento de la presión sobre Catar", asegura Kristian Ulrichsen, experto en la región del Golfo Pérsico del Instituto Baker de Houston (Estados Unidos). "Creo que tendrá un verdadero impacto si dura de forma indefinida", afirma. Desde que la Federación internacional de fútbol (FIFA) eligió a este pequeño emirato rico en hidrocarburos como país organizador del Mundial de 2022, una decisión que suscitó una gran controversia, Catar ha recalcado que es una nación políticamente segura, a pesar de su ubicación en una región inestable. Doha también ha hecho hincapié en que el torneo beneficia a todo el Golfo y no sólo a su país. Naser Al Jater, una figura importante de la organización del Mundial, aseguró hace poco que hasta 1,3 millones de aficionados podrían visitar la capital del emirato, procedentes en su mayoría de la región y "sobre todo de Arabia Saudí". Pero la decisión de Arabia Saudí y sus aliados respecto a sus relaciones diplomáticas con Catar podría cambiarlo todo, opina Ulrichsen. "Uno de sus mayores argumentos (para organizar la Copa del Mundo) era que Catar es uno de los países más estables de Oriente Medio", explica. Pero si se cuestiona la estabilidad del país y se considera el hecho de que otros países podrían pedir acoger la competición en un plazo reducido, los organizadores podrían empezar a ponerse nerviosos, añade el experto. "Catar sabe que hay alternativas, así que mirará" con recelo hacia los costados, dice.     [caption id="attachment_24222" align="aligncenter" width="3500"]Emir Sheikh Tamim Bin Hamad Al-Thani y Gianni Infantino durante un partido para celebrar el último partido de la liga de Catar. REUTERS/Ibraheem Al Omari Emir Sheikh Tamim Bin Hamad Al-Thani y Gianni Infantino durante un partido para celebrar el último partido de la liga de Catar. REUTERS/Ibraheem Al Omari[/caption]  

 Con información de AFP
 

Compartir