Haz tu denuncia aquí

Tijuana, en lo alto de la producción de cerveza artesanal

GASTROLAB

·
TIJUANA.- En menos de una década se empezó a comercializar la cerveza artesanal en Tijuana, logrando convertirse en la ciudad de referencia de esa bebida para muchos turistas del otro lado de la frontera. El impacto turístico que ha sido calificado como inesperado por un sector en particular: El cervecero. El turista estadounidense caucásico promedio, generalmente cruzaba la frontera para pasear en la Zona Centro, comprar artesanías, souvenirs típicos de México, tomarse una foto con el burro pintado de cebra y ¿Por qué no? Visitar algunos bares cercanos, pero el efecto de esta bebida en Tijuana, ha revolucionado el propósito del visitante: Probar la cerveza artesanal tijuanense. Insurgente es de las marcas más reconocidas, la cervecera fue fundada un 28 de octubre de 2010 por los hermanos Damián e Iván Morales. Ellos iniciaron como la mayoría; haciéndolo como un hobbie desde su casa y con lotes de veinte litros. [caption id="attachment_497913" align="aligncenter" width="1024"] FOTO: Cortesía[/caption] Ambos estudiaron toda su vida en San Diego, California -ciudad considerada como la capital de la cerveza artesanal en Estados Unidos- y fue casi imposible no estar expuestos a todo lo que ofrecía la metrópolis norteamericana en cuanto a la comercialización e industria cervecera.
‘’Decidimos mi hermano y yo meter nuestra cerveza a los bares con conocidos aquí en Tijuana y nuestro primer ‘’Tap Room’’ lo abrimos en 2014 en Plaza Fiesta’’, aseguró Damián Morales.
Cervecería Insurgente obtuvo reconocimiento a nivel nacional al ganar el concurso de mejor cerveza y mejor cervecería en el Ensenada Beer Fest 2011 –su primera edición-, lo que les dio el empuje para convertirse hoy en una referente en su industria. También han participado en la Copa Cerveza México, festivales de San Diego, Los Ángeles, Chile y Costa Rica, siendo ganadores de oro, plata y bronce en diferentes categorías. [caption id="attachment_497914" align="aligncenter" width="750"] FOTO: Cortesía[/caption] Las tres cervezas pioneras de Insurgente son La Lupulosa, Tiniebla y Brown. La planta de Insurgente se encuentra en la calle Juan Cordero –nombre de una de sus cervezas- de la Zona Río, donde también la gente puede vivir una nueva experiencia en el nuevo ‘’Tasting Room’’ que recién acaba de abrir sus puertas. Damián menciona que este nuevo espacio ha sido muy bien aceptado por el público y cataloga esta experiencia como diferente; el tomarte una cerveza donde se fabrica la misma y poder convivir con los productores. ‘’Tomarte una cerveza en las instalaciones donde se fabrica es una gran experiencia, nunca la vas a probar más fresca de donde se produce’’, aseveró Damián. La degustación de la cerveza empezó a ser una realidad desde el comienzo de la apropiación de mezclas exóticas e incluso ingredientes mexicanos. [caption id="attachment_497916" align="aligncenter" width="1024"] FOTO: Cortesía[/caption] ‘’Desde un inicio hemos tenido el enfoque en la calidad de nuestra cerveza, afortunadamente no hemos tenido que tirar muchos lotes. Nos gusta ser conservadores en las cervezas que fabricamos pero también nos gusta experimentar con notas diferentes a lo que el público está acostumbrado, nos gusta jugar con ingredientes, añejar cerveza en barricas, eso es para nosotros el compartir siempre nuestra pasión en la cerveza’’, puntualizó el fundador de Insurgente. El proceso natural de su producción a partir del grano y de la malta hace que su sabor sea único y perfecto para el maridaje con diferentes tipos de comida. Cervecería Funes, ubicada en la Avenida Melchor Ocampo de la Zona Centro de Tijuana, dio sus primeros pasos en julio del 2011 en el Beer Fest de la Avenida Revolución y según las palabras de su propio fundador Raúl Funes, buscan la apropiación de ingredientes mexicanos como el grano de maíz azul, el trigo local sin maltear y procuran incorporar especias de la región. [caption id="attachment_497917" align="aligncenter" width="3264"] FOTO: Cortesía[/caption] Su cerveza Imperial Mexicana está hecha a base de piloncillo, maíz y Jamaica, misma que obtuvo la plata en el Festival Slow Food en 2016. Raúl Funes Aispuro también preside la Asociación de Cerveceros de Tijuana, responsable del logro en que productores locales consiguieran permisos municipales y estatales para poder colocar su cerveza en diversos establecimientos. ‘’El objetivo de esta asociación es apoyarnos entre el mismo gremio para fines y propósitos de la cerveza a nivel gubernamental y poder mejorar la calidad’’, comentó Raúl. Los cerveceros locales siguen en una lucha incesante en la Cámara de Diputados en que se les reduzca el Impuesto Especial sobre Producción y Servicio (IEPS). Es el impuesto especial. De acuerdo con datos del mismo presidente de la asociación, las cervecerías grandes pagan 3 pesos o menos por litro, mientras que las regionales lo hacen con 20 pesos por litro. Funes mencionó que el turismo cervecero en San Diego, superó a parques de diversiones como Sea World y Legoland. El efecto que ha cobrado este fenómeno de la cerveza artesanal ha sido positivo en las dos ciudades vecinas –Tijuana y San Diego-.
‘’El crecimiento del turismo por nuestra cerveza regional es algo que ni nosotros –cerveceros- esperábamos, ha sido una grata sorpresa, la gastronomía en Tijuana está creciendo cada vez más, nosotros como buenos mexicanos, hacemos mezclas exóticas en nuestra cerveza, esto nos ha permitido que sea un buen acompañante con los alimentos’’, finalizó Funes.
Para muchos, San Diego es la capital de la cerveza artesanal en Estados Unidos. Luis Orozco tiene viviendo más de 10 años en tierras sandieguinas y visita Tijuana una vez al mes en calidad de turista para probar diferentes tipos de cerveza artesanal. Cuenta con un alto conocimiento desde su producción hasta su sabor.’’ ‘’Es cuestión de gustos, en Oregon hay una gran diversidad de cervecerías, métodos, estilos, sabores, ingredientes, y el hecho de que haya un gran número de cervecerías compromete a los cerveceros a crear cerveza de calidad’’.
‘’Los granos, la malta, el lúpulo, la levadura, y demás ingredientes, incluso el agua que utilizan, todo hace que una cerveza tenga una complejidad al degustarla. San Diego es conocida por la cantidad y calidad de lúpulo que se utiliza en las cervezas, aquí –San Diego- también hay un gran número de cervecerías que innovan y van por ingredientes que despiertan la inquietud de los amantes de la cerveza artesanal’’.
‘’A mí me encanta la cerveza de San Diego. Aquí puedes encontrar una buena cerveza pale ale para disfrutar un partido de baseball con los amigos, como una buena IPA acompañada de una hamburguesa, o una stout con un corte de carne, o bien cervezas como una Hazy, una sour, una barrel aged, en San Diego encuentras de todo’’, aseguró Luis. De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (SEDECO) la derrama económica de esta industria, con alrededor de 100 cerveceras en la entidad, va en aumento, ya que durante 2015 fue de 409 millones 050 mil pesos, en 2016 fue de 918 millones de pesos. Mientras que para 2017 las cifras se mantuvieron igual que su año anterior y aunque todavía no están disponibles las cifras de este pasado 2018, la expectativa repuntaba a superar los mil millones. Forbes México se basó en el ranking global de cerveza, Rate Beer para catalogar a Tijuana como la capital de la cerveza artesanal en México. Los reconocimientos por país son en las categorías: Mejor Cervecería –Insurgente-, Mejor Cerveza –Hops and Chills de Insurgente- y Mejor Nueva Cervecería –Madueño-. El crecimiento de esta industria es exponencial, los cambios de concepto en la Zona Centro y Plaza Fiesta fue el principal efecto de la cerveza artesanal. ‘’Tijuana es una ciudad que inspira curiosidad, es muy raro que yo conozca a alguien que la haya visitado por primera vez y no le haya gustado’’. ‘’Esta generación tijuanense quiso tomar las riendas de la ciudad por lo que estaba pasando en cuanto a violencia en 2008 y 2009. Plaza Fiesta cambió por la cerveza artesanal y desafortunadamente está volviendo a ser la misma de antes, muchas cervecerías se están retirando como Mamut, Border Psycho y Ramuri, lamentablemente nosotros los que controlamos lo que se va a hacer con los espacios o locales’’, lamentó Damián. Sin lugar a dudas, los cerveceros y turistas están convencidos de que la cerveza artesanal, la gastronomía tijuanense, el vino, entre otros atractivos, cambian la perspectiva de como es Tijuana por fuera a cuando alguien la visita. Por Adrián Sarabia