Enseñanzas y significado de El Principito a 120 años de Antoine de Saint-Exupéry

Enseñanzas y significado de El Principito a 120 años de Antoine de Saint-Exupéry

Con motivo de los 120 años del nacimiento de Antoine de Saint-Exupéry en este podcast de Divagando en la mente... hablaremos de su obra más famosa: El Principito.

Antoine de Saint-Exupéry nació el 29 de junio de 1900 en Lyon, Francia. El autor del El Principito, fue un aviador y literato francés que sólo vivió escasos 44 años. Falleció en 1944. En realidad, nunca se supo qué ocurrió con él. Saint-Exupéry desapareció para siempre en una misión de reconocimiento, cuando sobrevolaba la Francia ocupada por los nazis, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue un gran piloto aviador, y creador literario, comenzó escribiendo en prosa lírica vivencias de carácter novelesco y, posteriormente, continuó con diarios, informes y cartas.

[nota_relacionada id=1104486]

Su popular libro El principito (1943) es una fábula infantil para adultos por su significado alegórico, ha perdurado hasta nuestros días como uno de los cuentos infantiles para pero que los adultos nos encanta.

Escucha el podcast de Divagando en la mente de... El Principito

El principito ha sido traducido a más de 150 idiomas, es una obra universal que forma parte de los libros más exitosos de la historia de la literatura. Su éxito, probablemente, lo encontremos en su manera de abordar diferentes temas como la amistad, el amor o el propio sentido de la vida. Deja un legado de frases maravillosas que merece la pena retomar y que haré al final de esta grabación.

No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice
mi amigo y ahora es único en el mundo

¿De qué trata El Principito?

La obra comienza presentando al protagonista de la historia, un aviador que siente que ha perdido su fantasía que le acompañaba cuando era pequeño. Su avión sufre una avería en pleno desierto y tiene los recursos mínimos para sobrevivir apenas unos días, por lo que debe buscar alguna solución. En el desierto fantasea que se encuentra con un niño, el Principito, muy misterioso, que le pide cosas muy extrañas. Él mismo siente la necesidad de explicar la naturaleza de este pequeño ser.

El aviador descubre que El Principito es un ser venido de otro planeta, que le pide que le dibuje un cordero para que se coma los arbustos de su planeta y evitar así que crezcan unos árboles que lo están destrozando. Sin embargo, un día se da cuenta de que el cordero también puede comerse su flor, una rosa a la que guarda un cariño muy especial, y le pregunta al aviador por qué un cordero se comería la rosa a pesar de tener espinas.

[nota_relacionada id=1090654]

Este está demasiado ocupado intentando arreglar su avión, pero a pesar de ello el niño explica por qué esa rosa es tan importante: un día apareció en su planeta, distinta a todas las demás, que exigía su atención constante. Al no entender a su flor, El Principito abandonó su planeta mientras ella le pedía perdón. 

Esto lleva al Principito a recorrer diferentes planetas conociendo a diversos personajes, cada cual con un rasgo de la personalidad muy
concreto que encarna algún defecto humano: la vanidad, el egoísmo,
la ambición.

Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores"

El rey, que dice que gobierna todo el universo pero que al pedirle que le muestre una puesta de sol, éste responde que solo demuestra su poder ante hechos razonables; el vanidoso, que solo quiere que le halaguen; el bebedor, que bebe para tratar de olvidar que siente vergüenza por beber; el hombre de negocios, que cuenta las estrellas para poder poseerlas a todas; el farolero, que enciende y apaga su farol todos los minutos porque su planeta es demasiado rápido; y el geógrafo, que recibe a los exploradores que llegan pero no explora por él mismo. 

https://twitter.com/heraldodemexico/status/1270505569825296384?s=21

Es una locura odiar a todas las rosas sólo porque una te pinchó. No
renuncies a todos tus sueños sólo porque uno de ellos no se cumplió"

Finalmente El Principito llega a la Tierra, donde descubre un jardín con un montón de rosas iguales que las de su planeta, comprobando así que la suya no es única en el universo. También conoce a un zorro, que le pide ser su amigo, haciendo que el niño conociera por primera vez el significado de la amistad. Junto a él sigue conociendo a otros personajes muy peculiares, como el vendedor de píldoras que quitan la sed o el guardagujas. 

Tras la historia el aviador sigue siendo incapaz de arreglar su avión, y habla con El Principito sobre la posibilidad real de que mueran de sed. Sin embargo, éste cree firmemente que existe un pozo en el desierto y marchan en su búsqueda.

Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar en
millones y millones de estrellas, basta que la mire para ser dichoso

Lo consiguen hallar, pero el niño también tiene otro objetivo en mente: regresar a su planeta. Una serpiente venenosa le cuenta que deberá dejarse morder por ella para poder volver, y aunque el aviador trata de evitarlo este deja que lo haga, desapareciendo del mundo. El aviador termina la historia pensando si finalmente El Principito pudo regresar a su hogar. ¿Tú qué piensas? Es una historia encantadora para reflexionar con algunas moralejas

Lo que hace importante a una flor es el tiempo que le has dedicado

[caption id="attachment_893179" align="alignnone" width="900"]Ruth Axelroad Divagando en la mente de MGM[/caption]


Compartir