¿Cómo se deben interpretar los sueños?

Sigmund Freud, el creador del psicoanálisis, escribió entre muchas otras obras, La interpretación de los sueños, publicada en 1900. Sin duda la obra más taquillero del autor. Yo creo que muchos sabemos de su existencia pero que muy pocos lo hemos leído y  cuanti menos comprendido.

Muchas personas dicen que no sueñan y lo que en realidad sucede es que no recuerdan sus sueños, lo cuál equivale, en cierta medida a ser extranjero de la propia vida psíquica o interna. Además de que la verdad es todos los individuos producimos sueños durante el tiempo en el que estamos durmiendo, sin embargo, no solemos prestar atención a nuestros sueños.

Los sueños y su interpretación son tan antiguos como los seres humanos. En toda la historia de la humanidad podemos encontrar como desde siempre hay oráculos, magos, interpretes de los sueños. Para Freud, un sueño contiene elementos que, de ser reconocidos, nos abren las puertas de contenidos del inconsciente que han sido ignorados por nosotros. Son la vía regia al inconsciente. Ahora bien, no podemos conformarnos con interpretaciones baratas, hechas sin responsabilidad y sin conocimiento del soñante o autor del sueño.

Es un lenguaje a descifrar que requiere de un contexto profesional y serio. En un tratamiento psicoanalítico, la posibilidad de interpretar los sueños desde diversas perspectivas nos conduce a conocer mejor lo que está en juego en las profundidades de nuestro psiquismo.

Además, muchos autores después de Freud, han seguido analizando y profundizando en los significados de nuestros sueños. Lo que es un hecho es que cada noche nos convertimos en una especie de directores de teatro: elegimos personajes, escenarios, vestuarios y situaciones para montar una obra que dura pocos segundos pero que contiene elementos significativos de nuestra historia, que son dignos de ser comprendidos en aras de conocernos mejor.

Para la Almohada

En contra de lo que muchos creen, todos los individuos soñamos incluso más de un sueño cada noche. Freud, el creador del psicoanálisis escribió entre muchas otras obras, La interpretación de los sueños, en la que sienta las bases de la posibilidad de descifrar el significado del contenido del sueño.  Las investigaciones continúan y actualmente hay muchos otros autores que han profundizado en el tema. Lo que es un hecho es que todos soñamos y que eso que soñamos, puede ser interpretado en un contexto profesional.


Compartir