Haz tu denuncia aquí

Narrando la realidad de Luis Donaldo Colosio: Diego Osornio

El trabajo de Diego Enrique Osorno fue el primer proyecto que presentó el testimonio de Carlos Salinas de Gortari

ESPECTÁCULOS

·

Diego Enrique Osorno develó ante estudiantes los secretos y retos de su serie documental 1994, donde narra los hechos de dicho año que llevaron al asesinato de Luis Donaldo Colosio, a través de testimonios de políticos, amigos y testigos presentes en el suceso.

Para este trabajo, se dio a la tarea de recuperar las imágenes de las 14 cámaras que captaron los hechos ocurridos en Lomas Taurinas, donde el candidato fue asesinado. El periodista narró en el Festival de Cine de Los Cabos, que el 94 marcó su vida, ya que por la crisis económica, su familia estuvo a punto de perder su casa. Fue a raíz del clima político del país que se interesó en esos temas.

Por ello, en el documental buscó transmitir el sentir de quienes padecieron los estragos del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Precisó que la selección del material fue la clave para crear un proyecto atractivo, que arrojara luces nuevas al caso de Colosio Murrieta.

Mi equipo y yo lo construimos sin perder el sentido de la información. Queríamos mantener el estímulo creativo, para que el espectador sintiera intriga. El rodaje y búsqueda de archivos corrieron a la par".

Además agregó: "Estuve en todas las entrevistas, pero para la revisión del archivo tenía que delegar actividades. Siempre había gente apasionada con el proyecto, y eso te ayuda; el hecho de que todos fuéramos hijos del 94 le dio un plus al proyecto".

REVOLUCIONANDO EL PERIODISMO

Diego forma parte de la generación de periodistas que quieren cambiar la manera de ejercer la profesión. Opinó que, gracias a las plataformas de streaming, estamos frente a una forma más dinámica de narrar, donde los trabajos de corte informativo se consumen de la misma forma que se ve una serie.

Destacó que el papel de los medios está cambiando; ante ello, afirma que el reto es buscar formas creativas para narrar sucesos, sin perder la seriedad.

POR BELE?N ELIGIO

eadp