Apuestan por la vía eléctrica

Apuestan por la vía eléctrica

La electrificación del Tren Maya va a incrementar 20 por ciento la construcción, pero se justifica con el ahorro de hasta  30 por ciento en los costos de operación una vez que se ponga en marcha, señaló Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dependencia que administra la obra.

En entrevista con El Heraldo de México, el funcionario explicó que la decisión de convertir 43.8 por ciento del nuevo ferrocarril en una opción que funcione con energía eléctrica es porque representa una operación más rentable. 

El tramo electrificado se va a ubicar desde Mérida hasta Chetumal, pasando por Valladolid, Cancún, Playa del Carmen y Felipe Carrillo Puerto; en total 690 kilómetros del proyecto ferroviario.

Sin embargo, el costo del Tren Maya aumenta 20 por ciento desde los 156 mil millones de pesos, en los que se ubica actualmente.

“Sí, es una mayor inversión inicial, pero a la larga es una operación más barata, por eso inicialmente se hace en tramos de mayor demanda y que son de doble vía, en donde son más significativos los costos de operación y mantenimiento".

Agregó que el Tren Maya siempre se consideró que iba a ser eléctrico algún día, por eso también se consideraron las medidas para los postes y catenarias (cables aéreos).

[nota_relacionada id= 1187871]

Las cifras de los estudios de análisis costo-beneficio que observa Fonatur para tomar la decisión fueron que con la electrificación se reduce el consumo del tren en 80 mil litros de diésel al día, que a precio actual equivale a ahorros por un millón 680 mil pesos.

“Esto resulta en un ahorro anual entre 25 y 30 por ciento, y el costo inicial se aumenta casi un 20 por ciento. El beneficio se da en el tiempo y operación y mejora el medio ambiente”, puntualizó.

Por Everardo Martínez
lctl


Compartir