Apps se saturan; repartidores que trabajan sin seguridad social van al alza

Escrito en ECONOMÍA el

La alta demanda de pedidos a través de aplicaciones como Uber Eats, Didi Food, Sin Delantal, Rappi, entre otras, ha hecho éstas se sature, al tiempo que el desempleo ha multiplicado el número de repartidores que trabaja sin seguridad social durante la pandemia de coronavirus.

“Se están saturando las aplicaciones por la alta demanda de pedidos, hay mucho desempleo y hay personas que están entrando por la necesidad de tener un ingreso, así como lo vemos va haber más repartidores que pedidos”, comentó Saúl Gómez, vocero de la organización Ni un repartidor menos.

Arturo Reynoso falleció el mes pasado mientras realizaba un pedido, además de ser repartidor era policía, pues lo que ganaba no le alcanzaba para mantener a su familia. Hoy es uno de los cuatro repartidores que murieron durante el quinto mes del año en la Ciudad de México.

[nota_relacionada id= 1119812]

En medio de la crisis económica y sanitaria del COVID-19, los repartidores de apps fueron declarados como trabajadores esenciales y ante el aumento de contagios, e incluso muertes, convocaron este 1 de julio a un paro y desconectarse de las plataformas. Esta es la segunda convocatoria internacional en el año a la que los repartidores mexicanos se suman.

“Queremos que con esto las empresas nos volteen a ver, sólo estamos exigiendo el minimo de seguridad, porque no tenemos nada”, comentó Rubén Martínez, repartidor de Rappi.  

Salvavidas para el desempleo

Estas aplicaciones se han vuelto un salvavidas para quienes no tienen un empleo en estos momentos. Acceder a un ingreso a través de ellas es muy fácil, hay que tener una moto, una bici o incluso se pueden entregar los pedidos a pie, pero el riesgo también es muy alto, comentó Saúl Gómez.  

Estas aplicaciones se han vuelto un salvavidas para quienes no tienen un empleo en estos momentos. Foto: Cuartoscuro

No existe una cifra oficial de cuántos repartidores hay en México, tan sólo en Rappi hay cerca de 35 mil trabajadores, y según estimaciones de Indeed, un repartidor gana en promedio 4 mil 451 pesos mensuales, esto es 23 por ciento menos que el promedio nacional.

Paro

En el paro que se realiza el día de hoy y en el que participan varias ciudades del país, los repartidores piden a los gigantes tecnológicos ingresos acordes a la canasta familiar, un bono de emergencia por actividad esencial, un alto a las muertes y justicia por los compañeros fallecidos, que se terminen los bloqueos arbitrarios y la restitución de todas las cuentas. [nota_relacionada id= 1119065]

Otra de las demandas es establecer un protocolo por COVID, cuarentena y resarcimiento económico para todos los repartidores en contacto con locales o usuarios que tengan la enfermedad.

Miguel Calderón, director del Observatorio de Salarios de la Ibero en Puebla, dijo que estas empresas no garantizan los derechos laborales, no hay una base de salario mínimo, ni pago de horas extras, ni un mínimo de seguridad social, lo cual es mucho más lamentable en esta emergencia sanitaria, pues los riesgos de contagios y a los que están expuestos, son mayores.  [nota_relacionada id= 1119732]

Por Laura Quintero

kyog